Publicado en Destacado, NACIONAL, REGIÓN SUR, Sin categoría.

Desde enero, el Presidente dijo que se analizaba este contrato de suministro de etano que Pemex tiene con un consorcio liderado por Braskem, filial de Odecrecht.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el contrato del complejo petroquímico Etileno XXI «se tiene que cancelar por ser leonino», el cual es operado por el consorcio Braskem-Idesa para la producción de polietileno en Veracruz, y a la que Pemex le vende etano a precio preferencial por un contrato a 20 años.

«Ese contrato se tiene que cancelar, es mi opinión, por ser un contrato leonino, se tiene que revisar y también en este caso, es importante ya que se conozca», dijo en La Mañanera.

A principio del año, López Obrador informó que su gobierno analizaba si se podía cancelar un contrato de suministro de etano que Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene con un consorcio liderado por Braskem, filial de Odebrecht, para la producción de polietileno.

“Se está revisando para ver si se puede cancelar el contrato, si legalmente es posible hacerlo, porque también tenemos que actuar con legalidad. Sí hay una investigación sobre este tema, pero lo más importante es que nunca vuelva a suceder”, dijo el 2 de enero.

La asociación Braskem-Idesa es controlada por Braskem con 75 por ciento de la participación, mientras que Idesa es socia en el proyecto y tiene el 25 por ciento restante.

Las empresas se unieron para crear Etileno XXI, un complejo petroquímico para producción de polietileno.  Etileno XXI, el vínculo de Odebrecht con el sexenio de Calderón Dentro de la denuncia presentada por Emilio Lozoya ante la Fiscalía General de la República (FGR) figura un nexo que lleva directamente a Felipe Calderón y José Antonio Meade: la planta de Etileno XXI, uno de los peores negocios de Pemex en su historia y cuya operación se negoció en condiciones desventajosas que, a la fecha, no han sido explicadas.

De acuerdo con Alejandro Gertz Manero, titular de la FGR, en sus denuncia Lozoya aseguró que hubo beneficios de carácter económico a la empresa Braskem, filial de Odebrecht, la cual está vinculada con la compañía mexicana Idesa, a la que se le dieron una serie de privilegios en los insumos, por lo que el gobierno federal tuvo pérdidas muy grandes.

 

FUENTE: Milenio

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *