Publicado en Destacado, NACIONAL.

El nuevo ciclo escolar 2020-2021 iniciará el próximo 24 de agosto.

 

El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma, y el presidente Andrés Manuel López Obrador informaron que el regreso a clases para todos los niveles de educación básica será el próximo 24 de agosto, y que en el caso de las escuelas privadas se analizan medidas para apoyarlas en el ciclo escolar 2020-2021.

En su conferencia matutina el Presidente destacó que debido a la crisis por la pandemia del coronavirus algunas familias no podrán mantener a sus hijos en escuelas privadas, por lo que muchas escuelas no tendrán alumnos suficientes. Ante ello, el gobierno analiza la manera de apoyarlas “en la medida de nuestras posibilidades” y garantizar así que nadie se quede sin acceso a la educación.

Por su parte, Esteban Moctezuma dijo que el gobierno apoyará y marchará “hombro con hombro” con la escuelas privadas, las cuales, dijo, trabajan por la educación de México con solidaridad y compromiso.

Sobre las instituciones de educación superior, en tanto, señaló que al ser autónomas por ley, decidirán, de manera independiente el tiempo y la forma en que podrán iniciar sus actividades administrativas, docentes, de investigación y culturales, siempre y cuando cumplan con los protocolos sanitarios.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha informado que mientras persistan las medidas de contingencia por la pandemia del coronavirus, las escuelas y los padres de familia deben negociar el cobro de colegiaturas, pues aunque no halla clases presenciales, no se elimina la obligación de pago de servicios. “Lo que se debe de hacer, es que los padres de familia, deben de negociar, conciliar, con cada colegio, para llegar a un acuerdo de una cuota reducida o un plazo sin intereses, o ya encontrarán la manera de resolverlo; pero simplemente quererse lavar las manos como Pilatos y decir, no hay clases, no hay pagos. No funciona así, porque es un caso de fuerza mayor”, indicó.

Sobre los pagos de reinscripción, en tanto, el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla, expuso que si los padres de familia deciden sacar a sus hijos de las escuelas privadas, los colegios deben devolver las cuotas de reinscripción, o de lo contrario podrían ser multadas. “Si yo tomo la decisión de irme del sistema privado al público, yo estoy en mi derecho de pedir la devolución de mi inscripción, y si no me la quieren devolver, hay multas que pueden llegar a 3 millones de pesos, por caso. A parte de las multas, estamos trabajando de la mano con la SEP, y pudiera haber casos, en que la propia SEP intervenga para imponer las sanciones que corresponden a ello”, aseveró.

 

FUENTE: Milenio

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *