Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO.

La economía mexicana se desplomó 17.3% en el segundo trimestre del 2020, cuando se vivió el momento más álgido de la crisis sanitaria por el covid-19; la cifra representa un hundimiento histórico y acabó con 10 años del valor del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En los datos de estimación oportuna del PIB de abril a junio de 2020, se detalla que las actividades secundarias o industriales sufrieron el peor descalabro, con una caída de 23.6%; mientras que las actividades terciarias, que incluye al comercio y los servicios se contrajeron 14.5%, y las actividades agropecuarias cayeron 2.5 por ciento en el segundo trimestre de este año con relación al trimestre anterior.

Con esto, el PIB del sector industrial retrocedió a niveles de hace 24 años, después de la crisis de 1995, y el PIB de las actividades de comercio y servicios lo hizo en niveles de hace 7 años.

Analistas de Bx+ explicaron que el sector agropecuario siguió activo al ser esencial, de ahí que el abasto de bienes básicos en hogares pudo dar cierta estabilidad pese a interrupciones en la manufactura de alimentos, servicios de preparación de alimentos y el comercio exterior.

Lo que colapsó el sector industrial fue que si bien algunas obras públicas se mantuvieron activas ello no compensó el alto porcentaje de industrias no esenciales que tuvieron que parar durante todo el trimestre, aunque a partir de junio la manufactura de equipo de transporte, la construcción y la minería no petrolera se consideraron esenciales.

Por el lado de los servicios, las restricciones a la actividad comercial y la movilidad social afectaron de forma significativa el transporte de pasajeros, hospedaje, preparación de alimentos y bebidas, recreación y de comercio.

”Con el impacto económico del covid-19, el estancamiento se convirtió en una de las peores crisis económicas en la historia de México contemporáneo. Durante la Gran Recesión, el PIB cayó 7.7% en el segundo trimestre del 2009 a tasa anual; en la crisis de 1995, la economía alcanzó una caída de 8.6% anual en el segundo trimestre de ese año; y en 1932, durante la Gran Depresión, el PIB se contrajo 14.9 por ciento”, señaló Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base.

”La crisis del covid-19 ha sido un parteaguas en la historia económica moderna a nivel internacional y en nuestro país, el resultado del segundo trimestre así lo confirma”, coincidieron expertos del grupo financiero Monex.

LENTA RECUPERACIÓN

Siller estimó que en un escenario favorable la recuperación económica por la crisis de covid-19 llevará cuatro años, y en el escenario pesimistas de 6 hasta 11 años.

Para los analistas del grupo financiero Banorte, habrá una recuperación secuencial en los próximos trimestres de 2020, pero aún en terreno negativo.

Advirtieron que el grado de incertidumbre sigue siendo alto sobre todo por dos factores, ambos relacionados con la pandemia: el primero por la posibilidad de que algunas restricciones vuelvan a ser impuestas localmente ya que la curva de nuevos casos no ha alcanzado un pico todavía, aunque serían focalizadas y con base al sistema de semáforo utilizado por el gobierno para diferenciar qué actividades pueden llevarse a cabo; y el segundo, porque no se  descartan disrupciones adicionales de las cadenas de suministro globales dado que algunos países han mostrado una ‘segunda ola’ de contagios, entre ellos Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *