Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. La deuda total de Petróleos Mexicanos (Pemex) tocó un nuevo récord, mientras la empresa acumuló siete trimestres consecutivos de pérdidas en su operación. Al cierre de junio pasado sumó pasivos que superan en monto el valor de sus activos, de acuerdo con un reporte presentado por la empresa este martes.

Al cierre del segundo trimestre de este año la deuda llegó a 2 billones 461 mil 400 millones de pesos, informó la petrolera. Esta cantidad es superior en 24.1 por ciento a la que reportó en diciembre de 2019, cuando fue de un billón 983 mil 200 millones. Ello significa que en esos seis meses los pasivos aumentaron en 478 mil 200 millones. En ese periodo creció su endeudamiento a un ritmo de 2 mil 612 millones diarios.

Al respecto, Arturo Carranza, experto en temas energéticos, opinó que la deuda de Pemex, lejos de disminuir, se ha ido incrementando, por lo que es el problema más importante que hay que resolver. Ya se debe tomar cartas en el asunto, subrayó.

Sobre los resultados de la empresa, dijo que son congruentes con los que está presentando la industria a escala global y resultaron menos negativos de lo que esperaban muchos especialistas.

En el segundo trimestre del año, la petrolera logró atenuar los resultados adversos de los periodos precedentes. De abril a junio registró pérdidas netas por 44 mil 336 millones de pesos, causadas por la disminución de ventas por la pandemia de Covid-19. El monto, aunque negativo, no se compara con las pérdidas históricas que generó la empresa en el primer trimestre, cuando fueron de 562 mil millones de pesos, de acuerdo con los informes financieros entregados a la Bolsa Mexicana de Valores.

De esta manera, las pérdidas acumuladas de Pemex en el primer semestre de 2020 ascendieron a 606 mil 587 millones de pesos, atribuidas por la empresa a la depreciación del tipo de cambio, la caída de los precios y la reducción de la extracción de crudo por 100 mil barriles al día durante mayo y junio, según lo acordado con la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otras naciones.

Comparativamente, en el primer semestre de 2019 Pemex tuvo pérdidas por 88 mil 800 millones de pesos, esto es, una sexta parte de las generadas en el primer semestre de 2020, de acuerdo con los datos de la empresa.

Con los resultados del segundo trimestre de este año, el capital contable de Pemex, que representa el valor de los activos respecto de los pasivos totales, es negativo en 2 billones 531 mil 377 millones de pesos.

Con las pérdidas registradas de abril a junio pasados se acumulan siete trimestres consecutivos (desde el cuarto de 2018) en los que Pemex reporta resultados negativos, con un total en ese lapso de un billón 212 mil 300 millones de pesos.

Petróleos Mexicanos expuso que la estrategia de manejo de pasivos será de nulo endeudamiento y sólo efectuará operaciones de refinanciamiento este año por unos 6 mil 800 millones de dólares, de los cuales ya se han acordado 5 mil 200 millones y están pendientes mil 600 millones.

El perfil de vencimientos de deuda es de alrededor de 5 mil 900 millones de dólares en promedio para cada uno de los siguientes tres años. Advirtió: El nivel de endeudamiento podría incrementarse a corto o mediano plazos, por nuevas actividades de financiamiento o la depreciación del peso en comparación con el dólar y podría tener un efecto adverso en la situación financiera, resultados de operación y liquidez de Pemex.

Al 30 de junio de 2020, se encuentran disponibles 4 mil 300 millones de dólares de las líneas en dólares y 6 mil millones de pesos en las de crédito en moneda nacional.

En el periodo abril-junio de 2020 el total de impuestos y derechos pagados fue de 23 mil 600 millones de pesos, disminución de 77.1 por ciento comparada con igual periodo de 2019, debido principalmente a la baja en el precio de los hidrocarburos y en la tasa del derecho por la utilidad compartida (DUC) de 65 a 58 por ciento.

Entre los factores positivos que compensaron parcialmente la pérdida se encuentran los menores quebrantos por sustracción de combustible, que implicaron una reducción de 30.4 por ciento. Esto representó un efecto positivo por 263 millones de pesos.

Otro efecto favorable es el reconocimiento del estímulo fiscal para el pago del DUC, que ascendió al segundo trimestre del año a 32 mil 500 millones de pesos.

También se registró una utilidad cambiaria de 49 mil 500 millones de pesos, comparada con la de 22 mil 400 millones obtenida en el segundo trimestre de 2019.

La empresa destacó que mantuvo el flujo constante de pagos a sus proveedores, al destinar 158 mil 815 millones de pesos, monto 6.2 por ciento superior al destinado en el mismo periodo del año pasado, cuando sumó 149 mil 613 millones de pesos.

En el segundo trimestre de 2020 la producción promedio de petróleo fue de un millón 743 mil barriles diarios. La exportación promedio de crudo se ubicó en un millón 118 mil toneles al día, es decir, 44 mil adicionales en comparación con el mismo trimestre de 2019. El proceso de crudo se incrementó 40 mil barriles diarios, para situarse en 635 mil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *