Publicado en Destacado, NACIONAL.

Guarderías y escuelas de preescolar privadas han quebrado y cerrado sus puertas definitivamente, al perder alrededor de la mitad de su matrícula a causa de la suspensión de actividades escolares debido a la pandemia.

Excélsior entrevistó a dueños de colegios de la alcaldía de Tlalpan que aseguraron que desde marzo que dejaron de ir los niños de guardería y de kínder y muchos padres ya no pagaron las colegiaturas, quebraron, porque los consumieron las altas rentas de las instalaciones, algunas rondaban los 50 mil pesos por inmueble; los gastos de mantenimiento y servicios y los sueldos y prestaciones de maestras.

El motivo principal para el cierre de las escuelas de la zona derivada de la pandemia de covid-19 es no poder pagar los gastos fijos, ya que la SEP prohibió cualquier tipo de actividad que pudiera comprometer la salud y seguridad de los niños y personal docente. Al no recibir ningún tipo de apoyo del gobierno, no nos quedó otra opción para el cierre definitivo de nuestros negocios”, se quejó una de las dueñas.

Según con la Encuesta Sobre el Impacto Económico Generado por covid-19 (ECOVID-IE), elaborada por el Inegi, 92.3% de las empresas en México fueron afectadas por la pandemia, pero sólo 7.8% recibió apoyos.

El reclamo que han tenido que cerrar el negocio, no sólo está basado en la falta de apoyos gubernamentales, sino que desde marzo, debido al confinamiento, jamás las autoridades les hablaron de forma clara ni les advirtieron que el regreso a clases podría extenderse hasta el próximo ciclo escolar.

Así que cuando quisimos traspasar nuestras escuelas a instalaciones más pequeñas y económicas para tratar de salvar el negocio, era demasiado tarde, porque el último día para poder hacer el trámite fue el 31 de mayo, y las oficinas de la SEP, donde se realizaba, estaban cerradas”, aseguró una de las dueñas.

Mientras, decenas de niños se han quedado sin escuela y maestras sin empleo.

Y, en el otro extremo, operando al margen de la ley se encuentra la escuela Kindea en buenas manos, en la alcaldía Tlalpan de la Ciudad de México, que continúa con su actividad normal y actualmente recibe a alumnos en sus instalaciones, a pesar de que existe una alerta de regresar a semáforo epidemiológico rojo (riesgo máximo).

De acuerdo con fotografías y videos tomados por los propios vecinos de la colonia Prado Coapa, de la alcaldía Tlalpan, donde se encuentra ubicada la escuela privada Kindea en buenas manos, se ve cómo llegan papás con sus bebés y alumnos con cubrebocas para entregarlos en las instalaciones a las maestras y la dueña de la escuela, María del Carmen de los Santos Méndez.

La clave de escuela que tiene registrada en la SEP es 09PJN6238B, para nivel preescolar, aunque también tiene guardería. Y el número de alumnos registrados son 4 niñas y 6 niños y cuenta con tres maestras y tres aulas en las instalaciones en la calle San Juan de Dios, número 54.

En su página de internet  se lee “cerrado temporalmente”, pero la realidad es  otra. Vecinos de la zona consultados por Excélsior solicitan a la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, que vigile a los colegios para que dejen de operar al margen de la ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *