Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO.

Apesar de que tienen un universo de al menos 21 mil personas vulnerables a covid-19, las autoridades de los Centros de Readaptación Social sólo han aplicado ocho mil 460 pruebas de diagnóstico a los internos, pero de ellas, cinco mil 327 las hizo Chihuahua y dos mil 567 la Ciudad de México, mientras que las 30 entidades restantes sólo han aplicado 566 pruebas.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) informó, además, al Senado y a la Cámara de Diputados que detectó diversas irregularidades en la forma en que las autoridades de los centros de reclusión aplicaron las medidas sanitarias para proteger a los internos contra el covid-19, por lo que emitió 48 recomendaciones.

En un Informe Especial sobre el Estado que Guardan las Medidas Adoptadas en Centros Penitenciarios para la Atención de la Emergencia Sanitaria Generada ante el Virus SARS-CoV-2, elaborado por la Tercera Visitaduría, la CNDH precisa que existen 208 mil 293 internos. Informa que hasta el corte del 4 de junio; es decir, poco más de un mes atrás, había 395 casos acumulados de reclusos con covid-19; 232 casos sospechosos; 59 defunciones y 77 recuperados.

De los 395 casos acumulados, 357 están en los centros estatales; 37 en los federales y uno en la cárcel militar.

Y de los 357 casos acumulados en los centros estatales, casi 80 por ciento se ubica en cuatro entidades federativas: Puebla, con 92 casos acumulados, que implican 25.8 por ciento; Jalisco, con 69 casos, que representan 19.3 por ciento; Ciudad de México, con 58, equivalentes a 16.2 por ciento, y Chihuahua, que suma 57 casos acumulados, que representan 16 por ciento.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *