Publicado en Destacado, NACIONAL.

El esfuerzo conjunto de autoridades municipales y estatales ayudará a inscribir a niños indígenas ante el Registro Civil y apoyarlos con Programas del Bienestar.

 

CIUDAD DE MÉXICO

El trabajo conjunto entre la federación y las autoridades municipales y estatales deberá sacar de la marginación, del olvido y el abandono a niños y niñas indígenas que no cuentan ni siquiera con un acta de nacimiento, dijeron María Luisa Albores, secretaria del Bienestar y Ariadna Montiel, subsecretaria de Desarrollo Social y Humano de la misma dependencia.

Al participar en la conferencia de prensa diaria en la que se dan a conocer los avances de los Programas del Bienestar, Montiel se refirió al Programa de Apoyo para el Bienestar de Niñas y Niños, hijos de Madres que Trabajan, mismo que, en paralelo, es una estrategia para combatir el trabajo infantil.

Comentó que en muchas zonas los habitantes no cuentan con acta de nacimiento, por lo que es un esfuerzo con las presidencias municipales y los registros civiles de los estados, se ha gestionado que los niños puedan tener su registro para no dejarlos fuera del programa y precisó que:

“Sin menoscabo de ello y con todas las reglas que se tienen que aplicar, vamos a darles su apoyo a los niños, aunque este en trámite sus actas. Ya hicimos la implementación de una carta compromiso por parte de las mamás, para que, al pago, ya lo tengan resuelto”.

Recordó que la meta del 2020 es censar e integrar a más de 150 mil menores de edad, para alcanzar 220 mil beneficiarios, con una inversión social de 2 mil 192 millones de pesos.

Explicó que para el presente año el programa está enfocado, principalmente a las comunidades indígenas que viven en las zonas más apartadas del país, con un 84.7 por ciento de avance en el censo, es decir 138 mil 765 niños y niñas de un total de 158 mil 747.

Destacó que, en el caso de los apoyos, para niños de entre 1 año y un día antes de cumplir los 4 años, estos van acompañados de un seguimiento del desarrollo de los menores, con peso y talla, ya que los recursos tienen el objetivo de otorgar una buena alimentación.

Comentó que, en muchas de las comunidades, las madres conocen el peso de los menores, pero que en su mayoría desconocen la talla.

Destacó que la pandemia por covid – 19 reflejó claramente que en México se tiene una población mal nutrida.

 

 

FUENTE: Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *