Publicado en Destacado, NACIONAL.

MÉXICO.- Autoridades de la Ciudad de México implementaron el viernes medidas sanitarias en la Basílica de Guadalupe para reiniciar misas.

La Basílica de Guadalupe es el segundo templo más visitado del mundo, luego de la Basílica de San Pedro, con 20 millones de personas que llegan hasta anualmente.

Con este propósito, verificadores del Gobierno de la Ciudad de México recorrieron desde el atrio hasta la zona de criptas.

Supervisaron hasta la forma en que se limpiarán las bancas entre cada misa.

A la entrada hay tapetes sanitizantes, gel, termómetros para tomar la temperatura corporal a distancia y señalizaciones de entradas, salidas, pasillos, uso obligatorio de cubre boca, así como los lugares específicos donde podrán colocarse los fieles.

Al interior del santuario guadalupano caben 5 mil personas sentadas y otras 5 mil de pie.

“Lo único concretamente que se va a añadir en este momento va a ser que puedan venir a misa pero grupos máximos o sea cada misa en el recinto de la Basílica de 500 personas, esto para darle una idea a las personas, es una quinta parte, una quinta parte de los que caben sentados para que no vayan a imaginar, ya reabrieron, vamos todos, no van a poder entrar, no van a caber, ¿porque? porque tenemos que tener normas de higiene, de seguridad para evitar el contagio”, explicó Monseñor Salvador Martínez, rector de la Basílica de Guadalupe.

Autoridades de la alcaldía Gustavo A. Madero apoyarán con el control del acceso máximo de fieles desde los alrededores.

“Va a cambiar a como la gente estaba acostumbrada a manejarse en la Basílica de Guadalupe, va a haber entradas exclusivas y se van a respetar de esa manera y van a haber salidas exclusivas y de igual manera se van a respetar exclusivamente como salidas ¿Qué va a pasar con la gente que quiere venir a confesarse? No va a estar permitido, en esta primera etapa no hay confesiones no hay saludo de paz y la comunión no se da en la boca, se entrega en la mano y todas las personas al interior también deben respetar la sana distancia y deben de llevar el cubre boca en todo momento”, agregó Juan Franco, director de Protección Civil en la Basílica de Guadalupe.

En la parte central habrá un espacio para personas con problemas de movilidad y para quienes tienen algún padecimiento, pero los sacerdotes piden a los feligreses, que por ser más vulnerables, que por ahora no asistan físicamente a la Basílica y se encuentren con la Virgen de Guadalupe a través de su página de internet.

“Le recomendamos que si tiene alguna limitación mejor no venga”, dijo el monseñor Salvador Martínez.

“No son misas continuas como estábamos acostumbrados a que era en Basílica de Guadalupe, va a haber espacio y una misa que no se va a dar entre misa y misa, una misa si, y una no, se va alternar ¿y de cuanta duración? 30 minutos, máximo 40 minutos, también las misas van a reducir sus tiempos para que al término de cada misa haya una correcta sanitización del espacio. Todo el personal de la Basílica de Guadalupe, sin excepción, todo el personal está tomando las medidas que exigen las autoridades para cuidar su salud y para garantizar su integridad”, agregó Juan Franco.

Será en los próximos días, cuando la jefa de Gobierno de la Ciudad de México dé a conocer si estos templos de gran afluencia de fieles podrán o no abrir el próximo lunes.

Con información de Noticieros Televisa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *