Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. La compra consolidada de medicamentos por alrededor de 60 mil millones de pesos en el extranjero será un golpe, no sólo para la industria farmacéutica, sino para México, porque la recaudación de impuestos se verá afectada, se perderán empleos y se cerrarán más empresas, dijo el sector privado.

Rafael Gual Cosío, director de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma) consideró que es una contradicción que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha pugnado por fortalecer la soberanía, opte por abastecer el sector de salud pública mediante organismos intergubernamentales.

Recordó que México es de los pocos países que goza de soberanía en materia farmacéutica y esa industria genera 100 mil empleos directos y otros 500 mil indirectos, ademas de impactar en 161 sectores industriales.

La afectación no es nada más para el sector, sino para México, es perder la industria farmacéutica y los pacientes quedarían a expensas de empresas oportunistas que eventualmente no pagan impuestos y no generan empleos, sería un golpe importante para el país.

El directivo puso en tela de juicio la decisión del gobierno mexicano, pues dijo que la canasta de la Organización Mundial de la Salud, que se encargaría de hacer las compras, está dirigida a países africanos, por lo que solamente están 80 medicamentos de los mil 800 que México necesita, sin contar las vacunas.

Cuestionó el monto anunciado por la actual administración, mismo que sería superior al gasto hecho en años anteriores que fue de 58 mil millones de pesos.

Agregó que aunque se hagan las compras consolidadas en el extranjero, se requiere de planeación, pues no es como ir a comprar leche al supermercado.

Además, dijo, no habrá farmacovigilancia, es decir, si el medicamento no sirve, las farmacéuticas en México lo retiran del mercado, pero en este caso no habría quien haga eso y la OMS no se hace responsable de la calidad e incluso de muertes por medicamentos.

Enoch Castellanos Férez, presidente de la Canacintra, declaró: Si el gobierno piensa en matar a sus empresas nacionales mediante compras al extranjero, pues lo va a lograr pero con ello también va agudizar la crisis, va a dejar en desempleo mucha gente y va a engrosar las filas de la pobreza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *