Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. Los restaurantes aún luchan por sobrevivir al impacto del nuevo coronavirus y ofrecer servicio mediante plataformas digitales no ha sido la mejor opción en todos los casos.

Siete de cada 10 agremiados a la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) no están conformes con el servicio que ofrecen las plataformas digitales, las cuales cobran una comisión que llega a ser hasta de 30 por ciento de cada recibo de compra.

La encuesta nacional sobre la situación actual del sector restaurantero, 120 días después de haber comenzado el cierre por la emergencia sanitaria, plantea que en 71 por ciento de negocios de esa industria el consumo bajo el esquema de servicio a domicilio y para llevar sigue predominando en sus operaciones.

El sondeo revela que 71 por ciento de socios están inconformes o muy inconformes con las plataformas usadas durante la epidemia de Covid-19, lo cual se explica por la comisión que cobran las distintas aplicaciones digitales.

Sobre ello, el sector restaurantero comentó que una cuota aceptable sería de entre 10 y 15 por ciento. El resto de los encuestados consideraron que una comisión de entre 15 y 20 por ciento sería suficiente, mientras que ninguno optó por una de más de 20 por ciento.

Comisiones

Tanto Uber Eats como DiDi Food, empresas que ofrecen servicio de entrega a domicilio, cobran una cuota de 30 por ciento.

El porcentaje de la comisión se establece a partir de un análisis minucioso del negocio de cada socio restaurantero. La de Uber Eats a escala nacional tiene un tope máximo de 30 por ciento. Evaluamos caso por caso para asegurarnos de que el acuerdo sea benéfico para ambas partes, afirmó a este diario María Fernanda Reséndiz, gerente de Comunicación Corporativa de Uber México.

Uber Eats no recibe ni retiene ninguna ganancia económica por ello. Cabe señalar que esta retención fiscal, mediante la aplicación, es un pago por cuenta del monto total de impuestos que deben pagar los dueños de los establecimientos, explicó.

Por su parte, DiDi Food aseguró que está al tanto de la preocupación del sector y busca contribuir al proceso de recuperación.

Destacó que la comisión de 30 por ciento más IVA está calculada para absorber el costo de envío y, con ello, las ganancias de los socios repartidores.

La tarifa de entrega de DiDi Food es la más baja del mercado; sin embargo, los socios repartidores obtienen ganancias mayores a ésta. Además, DiDi Food reinvierte gran parte de las comisiones en crear promociones con los restaurantes para así incentivar sus ventas.

Ambas compañías precisaron que, debido a las disposiciones fiscales derivadas de la reforma en la materia impulsada por el Ejecutivo, están obligadas, a partir del primero de junio, a retener y pagar al Servicio de Administración Tributaria los montos correspondientes a los impuestos al valor agregado y sobre la renta por las ventas de restaurantes bajo el régimen de persona física con actividad empresarial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *