Publicado en Destacado, NACIONAL.

La banca de desarrollo, encargada de dar impulso a las empresas, se encontraba prácticamente paralizada desde antes de la pandemia de Covid-19. Tres meses después continúa sin despegar y ser apoyo para pequeñas y medianas compañías que lo necesitan ante los efectos económicos de la crisis sanitaria.

De acuerdo con el reporte más reciente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al cierre del primer trimestre del año, es decir, antes de que comenzara el confinamiento, la cartera de crédito de la banca de fomento ascendía a un billón 96 mil millones de pesos, aumento de sólo 2.4 por ciento respecto del billón 37 mil millones de igual periodo de 2019.

Para dimensionar, en el mismo periodo, según cifras del organismo regulador y supervisor, la cartera de crédito de la banca múltiple registró un incremento de 9.7 por ciento en términos nominales y de 6.4 reales, al pasar de 5 billones 144 mil millones de pesos a 5 billones 643 millones.

En el ramo de garantías de la banca de desarrollo, es decir, el respaldo que dan a las empresas para que obtengan créditos de las instituciones financieras privadas, éstas aumentaron 4 por ciento, al ubicarse en 169 mil millones de pesos en marzo de 2020, 11 mil millones más que en el mismo lapso del año anterior.

Existen condiciones para un plan de garantías: BBVA

De acuerdo con Carlos Serrano, economista jefe de BBVA México, la banca de desarrollo tiene las condiciones para implementar un programa de garantías importante, pues cuenta con niveles adecuados de capitalización.

Asimismo, mencionó el especialista, en varios países los gobiernos se están permitiendo relajar y consumir los excedentes de capital como medida de apoyo ante la pandemia.

Hay disponibilidad de capital de sobra en la banca de desarrollo para que podamos tener un programa de garantías que permita que siga fluyendo el crédito al sector productivo, préstamo que podría destinarse a mantener las plantillas laborales, la estructura de gastos fijos, señaló el especialista.

Según la CNBV, Nacional Financiera, el banco de desarrollo más importante del país, tiene una cartera de crédito que asciende a 246 mil 485 millones de pesos en el periodo mencionado, caída de 4.3 por ciento en comparación con los 249 mil 360 millones de igual lapso del año anterior.

No obstante, en cuestión de garantías, registró un aumento de 14 por ciento, pues pasó de 70 mil 300 millones de pesos, cuando en marzo de 2019 ascendía a 82 mil 915 millones.

De acuerdo con Serrano, la banca comercial en México está bien capitalizada, aunque hay una enorme incertidumbre acerca de qué empresas y qué sectores van a sobrevivir los efectos económicos negativos de la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *