Publicado en Destacado, REGIÓN SUR.

El alcalde Ing. Saúl Reyes Rodríguez El día de hoy, convocó a una reunión de carácter importante y estuvieron presentes los representantes de cada religión en Texistepec.

Además de los invitados, estuvieron presentes: El Profr. Hermeregildo Arias, Director de asuntos religiosos, la Profra. Carmen Barragán Reyes, Sindica Única, el regidor C. Cándido Cruz Fernández y la regidora C. Esmeralda Hernández Martínez.

En la reunión de carácter urgente el alcalde expresó que la decisión de poder reabrir los cultos en los templos es una desicion en conjunto y de amplio análisis, por las circunstancias que se están presentando en nuestra comunidad, dijo que no se pretende imponer nada, pero que queremos responsabilidad y si se van a abrir los templos, deberán ser con las máximas medidas sanitarias ya conocidas. Mencionó que ellos los ministros y pastores forman parte de una misión digna y ejemplar en el comportamiento y buenas costumbres de los ciudadanos, y que gracias a ellos Texistepec es un pueblo de paz y de tranquilidad. Por lo tanto que esta desicion dependía de un acuerdo entre todos.

Se les dio la palabra a travez del micrófono, y en su oportunidad cada uno, agradecieron al alcalde que los tomará en cuenta, ellos a su vez dieron su punto de vista, reconociendo la enorme labor del Ayuntamiento en cuestiones de seguridad y a través de los filtros de sanitización y campañas de información a la ciudadanía.

Cada uno de ellos, después de un arduo análisis dieron su opinión personal, unos estuvieron a favor de la reapertura de los templos y otros no aceptaron, por no parecerles todavía adecuado o que representa con ello un riesgo mayor. A su vez el alcalde expresó que el secretario López Gatell, calculaba un regreso a una normalidad por el mes de Octubre, y que por ello dejaba a consideración, análisis y conciencia la desicion entre todos.

El alcalde dió la palabra a La Profra. Carmen Barragán, para que expusiera medidas de seguridad tomadas de la jurisdicción sanitaria. Por ultimo de manera prudente en una segunda intervención, optó en volver a reunir a todos en 15 días otra vez y esta vez con ministros y pastores de las comunidades para poder exponer el tema nuevamente.

Al final se dió una Oración por los que han fallecido, se pidió por los enfermos y plegarias para una pronta normalidad y retorno a la vida normal.

«Es un hecho significativo que estamos ante un problema de grandes dimensiones, y que las circunstancias hoy son otras, necesitamos también, que a través de la oración, podamos ir resolviendo esta situación». «Necesitamos estar unidos como hermanos, pero también necesitamos hacerlo con mucha prudencia, con mucha responsabilidad, que las decisiones que se tomen sean para beneficio de todos, Muchas Gracias» comentó el alcalde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *