Publicado en Destacado, NACIONAL.

Un joven fue encontrado sin vida al interior de una Toyota Corolla, localizada en una brecha que conduce a la comunidad de El Ranchito en la salida sur de Culiacán. Este hombre fue identificado como Enrique Romero Guzmán Rocha, quien sería sobrino del conocido capo sinaloense, Joaquín “El Chapo” Guzmán.

De acuerdo con El Universal, el cuerpo fue reconocido por los familiares del joven, entre quienes estuvo su hermano Juan Guzmán Rocha, a quien apodan “El Juanón” y contaba con una orden de aprehensión en una corte de Chicago por tráfico de drogas.

El parte de la policía local señaló que desde la madrugada del 8 de julio se tuvo aviso de que había un auto abandonado y que su conductor se encontraba muerto al interior del vehículo con varios impactos de bala en el cuerpo.

El pasado 3 de julio, el hoy occiso había sido perseguido por un grupo armado en varias calles de la colonia Pemex. Estaba a bordo de un vehículo cuyas placas eran del Estado de México y era acompañado por una joven llamada Karen, quien perdió la vida en el tentado. Él también tuvo algunas heridas leves.

El ataque tuvo lugar cuando la pareja se internaba en el área de estacionamiento de una planta de Petróleos Mexicanos en un intento de tratar de eludir a sus atacantes.

Su hermano también fue encontrado sin vida en diciembre de 2011. Tenía 39 años y era considerado por las autoridades como uno de los proveedores de “El Chapo”.

La versión de su asesinato narraba que un grupo armado lo levantó en la carretera a Navolato. Se encontraba acompañado por José Miguel Bastida Manjarrez y ambos fueron encontrados con huellas de tortura y heridas de bala.

Hace poco se dio a conocer que “El Chapo” ofreció dar información a la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) para que no pidiera su extradición.

Aunque la agencia no se ha pronunciado sobre el tema, durante el juicio del Chapo se hizo evidente que prefería ser sentenciado a cadena perpetua que convertirse en un testigo protegido.

Con anterioridad, el capo había tratado de negociar su extradición con las autoridades estadounidenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *