Publicado en Deportes, Destacado.

Sergio Ramos y Raúl Jiménez son tan contundentes desde los once pasos que llevan más de un año sin fallar un disparo. Su efectividad es tan alta que sin duda cuentan con la confianza de cualquier técnico para cobrar los penales, ambos con una técnica similar para asegurar los goles.

Más allá de la nacionalidad o del equipo para el que juegan, comparten una técnica que los ha vuelto casi infalibles a tal grado que Ramos no falla un penal desde el 9 de mayo de 2018, mientras que el artillero mexicano tuvo su última pifia el 30 de junio de 2019.

Antes de cobrar cualquier disparo, ambos jugadores observan y estudian al portero, luego con poca distancia se alistan para cobrar, pero antes de pegarle al balón esperan el movimiento del meta para decidir el ángulo final.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *