Publicado en Destacado, Especial, REGIÓN SUR.

La madre del joven dijo que había salido a lavar la camioneta, señala a los policías que expresaron: ¡ya la cagamos!, le dieron 4 balazos…

COATZACOALCOS, VERACRUZ.- La noche de ayer elementos policiacos balearon por equivocación sobre la avenida Javier Anaya y malecón costero, en Coatzacoalcos, Veracruz a un estudiante universitario quien había acudido a lavar su camioneta, tal como lo afirmó la familia

El estudiante fue identificado como J.M.B, de 23 años de edad. De cuerdo con su familia, había acudido a un autolavado cuando elementos de la Guardia Nacional le marcaron el alto. Al apuntar con sus armas inició una persecución, que culminó en el citado punto, donde el joven perdió el control de la unidad.

La camioneta marca GMC tipo Yukón color arena, con placas YLU-929-A, quedó en el interior de un canal de aguas residuales, por lo que cuerpos de rescate acudieron para sacar el vehículo y al conductor, quien se dice recibió aproximadamente cuatro impactos de bala.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, Guardia Nacional y Policía Ministerial aseguraron el área para realizar las diligencias correspondientes.

MI HIJO ES INOCENTE CLAMA MAMÁ:

La señora Suandy N., madre del joven estudiante J.M.B., de 22 años de edad, quien la noche del martes fue atacado a balazos por elementos policiacos, señaló que son gente de bien y de trabajo.
Dijo que su hijo cometió el error de no detenerse cuando la Policía le marcado el alto sobre el Malecón. Explicó que a camioneta marca GMC, color arena, con placas YLU-929-A es de su propiedad y solo salieron a lavarlo porque desde el inicio de la pandemia no la habían utilizado.
Dijo que llevaron al servicio la unidad, pero había mucha gente, ahí el primer error al dejar a su hijo a esperar que lavaran la unidad y le dijeron que al terminar llevara la camioneta de regreso a su casa.
Al llegar al malecón se le emparejó una patrulla y le marcaron el alto, lejos de detenerse aceleró, ahí vino el segundo error, reconoce la madre del joven.
Dice que recibió cuatro impactos de arma de fuego en la espada y uno en el brazo en la frente, lo que considera una violencia innecesaria.
Asimismo informó que hasta el momento desconoce el paradero de su camioneta que fue asegurada por las autoridades y teme que le vayan a sembrar algo ilícito.
Dijo que el estado de salud del estudiante es delicado y este día va a ser intervenido para extraer las balas.
Cabe señalar que los propios uniformados refirieron «ya la cagamos», cuando el joven lesionado se identificó como estudiante de la facultad de comercio y becado por fútbol americano en una universidad de Puebla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *