Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presunto líder del grupo delictivo “Guerreros Unidos”, José Ángel Casarrubias Salgado interpuso un juicio de amparo contra la Fiscalía General de la República (FGR) por ordenar su detención al salir de un penal federal.

La demanda de garantías fue presentada por su abogado Arturo Onofre ante el Juzgado Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México.

Tras ser detenido y trasladado a la Ciudad de México, un juez federal concedió a la FGR un orden de arraigo por 40 días en contra de “El Mochomo”, quien fuera detenido el pasado 24 de junio en el municipio de Metepec, Estado de México.

José Ángel Casarrubias Salgado estaba prófugo desde hace cinco años cuando se le dictó una orden de aprehensión por el delito de delincuencia organizada, debido a que se le acusa de ordenar el secuestro y posterior desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa registrada el 26 de septiembre del 2014 en el municipio de Iguala, Guerrero.

De acuerdo con el número de expediente 354/2020, la demanda fue presentada el jueves 2 de julio contra actos de la unidad antisecuestros de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la FGR y otras autoridades, derivado de una detención que la defensa califica de ilegal.

“En la demanda de amparo que se atiende, el peticionario reclama: “A.- La ilegal detención de que fue víctima el quejoso, pues fue privado de la libertad, sin que se le mostrara una orden de aprehensión y/o presentación, o algún otro documento que justificara su privación de la libertad”, señala el escrito de la defensa.

Además, los abogados del presunto líder de “Guerreros Unidos” denuncian que su cliente está incomunicado desde el pasado 1 de julio, ya que el imputado no ha podido hablar con sus defensores ni con su familia.

Por lo anterior, el juez de la causa concedió a la defensa una suspensión de plano para que cese la incomunicación y Casarrubias Salgado pueda establecer contacto con sus abogados y personas de confianza.

“En el escrito de demanda el promovente señala que el quejoso José Ángel Casarrubias Salgado y/o Ángel Casarrubias Salgado, está siendo objeto de incomunicación en las instalaciones de la SEIDO de la FGR, en donde se encuentra privado de su libertad desde el uno de los cursantes; por ende, tomando en cuenta que dicho acto se encuentra contemplado en las hipótesis del artículo 22 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos… se concede la suspensión de plano, a fin de que cese de inmediato tal acto”, señala la resolución del impartidor de justicia.

El juez de amparo dio a la FGR un plazo máximo de 12 horas para que informe sobre el cumplimiento de la suspensión.

Sin embargo, la demanda todavía no ha sido admitida, ya que el impartidor de justicia solicitó a la defensa que el imputado radique el documento con su firma de puño y letra.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *