Publicado en Destacado, NACIONAL, socieda-espectaculos.

Alejada de las telenovelas, la actriz protagoniza una serie de ocho capítulos con pocos minutos de duración para Instagram

CIUDAD DE MÉXICO.

Silvia Navarro se adapta a los nuevos formatos digitales para contar historias que ha impulsado la pandemia ante el covid-19. Hoy estrena Dos minutos contigo, por Instagram TV, una serie de ocho capítulos, de alrededor de cuatro minutos cada uno, y en la que estará acompañada por un actor, el argentino Facundo Arana, con guion y dirección de Leonardo Bechini, todos desde su hogar.

El enlace ocurrió por la ilusión de ambos actores de trabajar juntos, revelada por los fans de los dos. La idea original era hacer una obra de teatro, pero tras el confinamiento decidieron no esperar y aventurarse en los medios digitales.

Pensé que si teníamos tantas ganas de hacer algo y nos estaba uniendo la gente de redes, hiciéramos algo para ellos. Si queríamos darles algo a la altura necesitábamos a un escritor, que más allá de eso fuera un genio como el señor Bechini, quien ha hecho estructuras para Twitter, como 140 segundos, por aquello de los 140 caracteres, donde contaba historias de los personajes. Entonces hicimos una llamada los tres, en vivo por Instagram, y así empezó”, expresó Silvia Navarro vía Zoom con Excélsior.

Tras protagonizar telenovelas como Cuando seas mía (2001), con 238 episodios; Montecristo (2006), con 185; La candidata (2016), con 61, y Caer en tentación (2017), con 102, así como las películas La dictadura perfecta Labios rojos, la mexicana decidió aprovechar la cuarentena para continuar creando, comunicándose con su público e incluso incluyéndolo en esta historia amorosa virtual, con un toque de comedia, que se relata con el distanciamiento social de por medio.

Esto ha ido cambiando, igual que este momento que estamos viviendo. Las necesidades se han modificado y lo vamos a seguir haciendo a la par del movimiento que estemos viviendo, ¡quizá termine siendo una miniserie! Bechini toca en estos Dos minutos contigo todos los géneros, lo cual lo hace sensacional.

Por otro lado, la cercanía que tenemos (de pantalla a pantalla) es mucho más amorosa. Lo que me he encontrado a partir de la pandemia, de estos nuevos encuentros virtuales es mucho amor. Es lo que tenemos. Eso facilita mucho las cosas, porque esto se generó por una admiración mutua y de ser amorosos. Bechini es un dulcecito que te comes, es mi amigo, lo admiro y lo que hace es todo el tiempo estar consciente de la gente. Esto es la manera de darles las gracias, porque este conecte entre nosotros es por gente que te tira buena onda. Me parece genial sacar un lado productivo, que genere amor e interacción. ¡Me encanta! Me siento muy agradecida”, señaló la también productora de la serie.

Facundo Arana, actor, productor asociado e ilustrador de la serie, reiteró que, a pesar de la cuarentena, como artistas tenían la necesidad de entretener y relatar historias.

Ésta fue una forma de salir desesperadamente con nuestra fuerza y arte, a tirar una boya en medio del mar para que quien va nadando tuviera un lugar de donde asirse y esta historia era genial. Estamos todos en un proceso creativo interactuando junto con el público que se quiere acercar.

Dos minutos contigo es una carta que se va escribiendo en el aire mismo, en el momento. Le pusimos mucho amor y se va tejiendo en el aire. Es una serie escrita a la carta, con premisas precisas, pero con mucho trabajo”, detalló el actor argentino.

Leonardo Bechini —quien fue el guionista de telenovelas como La candidata Bellezas indomables— explicó el encuentro e interacción con los espectadores para relatar esta reunión virtual entre Mía (Silvia Navarro), una mujer divorciada y con una hija, que trabaja organizando eventos sociales, y Tobías (Facundo Arana), un bohemio, músico, dibujante e ilustrador de historietas, quienes se conocen de manera fortuita a través de una videollamada que cambiará sus vidas por completo.

Sentí que teníamos que hacer algo para la gente, pero que fuera interactivo, que tuviera la participación activa de la gente. En los lives empezamos a tirar ideas y ellos nos respondían, nos íbamos retroalimentando y en nuestras reuniones privadas de Zoom fijábamos el punto de partida de la historia.

En el capítulo dos, a varios de los fans, por medio de Zoom y con una especie de selección en vivo, los pusimos a actuar, fueron parte del proceso creativo, donde vieron toda la cocina del capítulo. Ellos (los espectadores) se sienten dueños de la historia y van a seguir participando. Les pedimos que nos hablaran de amor a distancia, de lo que sueñan, y eso será parte de nuestras historias”, apuntó Bechini.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *