Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo” Guzmán, «ganó la partida» en el fallido intento de su detención en octubre del 2019 pero con chantajes, afirmó Alejandro Martí, presidente de la organización México SOS.

«Pero ganó la partida de una forma ya sin armas, ya con una estrategia verdaderamente estructurada de chantaje y extorsión ante la cual el gobierno tuvo que ceder, sino pudieron haber muerto 200 familias de militares».

En una reunión virtual con integrantes de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de Veracruz, el activista subrayó el nivel de criminalidad y falta de respeto que le tienen al gobierno.

A consecuencia de ello, «estamos en un serio problema», sostuvo el empresario quien desde el 2008 inició con el activismo a partir del secuestro de su hijo.

Indicó que de acuerdo a su percepción la inseguridad no se ha resuelto ni se va a resolver porque el problema se debe de tratar de abajo hacia arriba, es decir de los ciudadanos hacia el gobierno.

«Nosotros no podemos trabajar y quitarnos la inseguridad  quejándonos, tenemos que coadyuvar y exigir al gobierno pero de una forma respetuosa pero enérgica».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *