Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

Zidane no está muy contento con los horarios que se han establecido en La Liga para los juegos de su equipo, y los del Barcelona, pero ha preferido ‘morderse la lengua’, para no entrar en complicaciones.

«Cada uno hace su trabajo; yo hago el mío. Tengo mi opinión pero no me voy a meter en nada. Un día los horarios, otros los árbitros. Siempre pasa algo. Me centro en mi trabajo y mi preocupación es sólo el partido de mañana, que es una final y nos quedan ocho. Es lo que me interesa. El resto lo entiendo, cada uno puede opinar pero yo estoy a lo mío», dijo en conferencia de prensa.

El Real Madrid presentó una queja formal a LaLiga y Zidane prefiere que sean otros estamentos del club los que traten los horarios. Admite que el descanso es clave pero de su boca no salió una queja.

«El calendario es el que es. Tengo mi opinión pero decirla no cambia nada. Lo que tenemos que hacer es pensar en descansar porque los partidos son los que son, un total de once en poco tiempo y tenemos que cuidar estos detalles de la recuperación», manifestó.

 

Agencias/Foto tomada de Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *