Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El Instituto de Biología Médica de la Academia China de Ciencias Médicas ha entrado a la fase 2 de ensayos clínicos en China, informó este domingo el Diario de la Ciencia y la Tecnología.

La fase 2 de los ensayos, que evalúa aún más la inmunogenicidad y seguridad de la vacuna en humanos, se lleva a cabo en la provincia suroeste de Yunnan.

Hasta ahora, cinco vacunas candidatas para la COVID-19 han sido aprobadas para ensayos clínicos en China, representando el 40 por ciento del total de vacunas en ensayos clínicos en el mundo, de acuerdo con el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

El instituto comenzó la fase 1 de los ensayos clínicos en mayo y casi 200 voluntarios de entre 18 y 59 años de edad recibieron la vacuna en el Segundo Hospital Universitario de China Occidental de la provincia de Sichuan.

Hasta ahora, cinco vacunas candidatas para la COVID-19 han sido aprobadas para ensayos clínicos en China, representando el 40 por ciento del total de vacunas en ensayos clínicos en el mundo, de acuerdo con el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

En tanto, el Instituto para Investigación Biotecnológica de Israel ha probado con éxito una posible vacuna contra la COVID-19 la cual ha sido probada en roedores, un paso que le permitirá avanzar en las pruebas con otros animales y, en una última fase, con humanos, informa hoy el digital local Times of Israel.

De acuerdo con el instituto, dependiente del Ministerio de Defensa, espera acabar la preparación de la vacuna en un año o incluso antes, según un informe publicado el pasado viernes en el repositorio biorXiv, un portal en el que los textos aún no han sido sometidos a revisión por otros expertos.

Los investigadores experimentaron con dos grupos de hámsteres infectados: unos no fueron vacunados y otros recibieron una vacuna “de dosis única” que produjo “una inducción rápida y potente de anticuerpos neutralizantes contra el SARS-CoV-2”.

Los experimentos con roedores son parte de un proceso preliminar clave para el desarrollo de vacunación contra el coronavirus, si funcionan con éxito, las pruebas pueden seguir con otros animales y, en una última etapa, pasar a la experimentación con humanos para comprobar la efectividad de la vacuna y sus posibles efectos secundarios, detallaron investigadores en su informe.

 

Fuente: EFE/Xinhua/Foto: Archivo/atf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *