Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ante la crisis económica que ha dejado la pandemia de coronavirus en el Valle de México, la falta de oportunidades, el cierre de negocios y la pérdida empleos, obligaron a Luis Ángel, un niño de 11 años a cambiar sus juguetes por despensa o alimentos.

Luis Ángel: «No teníamos para comer y le dije a mi mamá que nos fuéramos a cambiar y así»

–¿Los juguetes ?

–Me los trajeron Los Reyes y en mis cumpleaños. Unas que otras personas sí me ayudan

–Qué te traen

–Despensa, arroz, frijol, huevo, aceite, atún… nada más

Desde hace tres semanas, Luis Ángel y su madre se desplazan desde su casa ubicada en Los Reyes, La Paz, en el estado de México, hasta la calle de Frontera y avenida Cuauhtémoc, en la colonia Roma.

Ahí en la banqueta intercambia sus cochecitos metálicos, caballos de plástico, dinosaurios y muñecos de acción, por algo de alimento.

Luis Ángel tiene 11 años de edad, cursa el quinto año de primaria, dice que no tiene amigos, el juega solo con sus juguetes, inventa sus historias y dialoga con sus muñecos.

–¿Cuáles son los juguetes que más valoras ?

–Ya no están…

–Ya se los llevaron ?
–Si

Con las lágrimas en los ojos Luis Ángel tuvo que entregarlos a quien en ese momento le otorgaba una ayuda económica.

Luis ángel es un excelente estudiante con un promedio muy elevado de aprovechamiento escolar

–¿Y cómo vas a la escuela?

–Muy bien sacó 9.8 de calificación

–¿Qué te dice tu maestra?

–Qué voy muy bien así si puedo llegar a ser militar y así si puedo llegar a ser militar

Ese es su sueño: pertenecer a las fuerzas armadas para poder ayudar a las personas. Ocupar un puesto en el agrupamiento motorizado del Ejército Mexicano.

 

Fuente:Excélsior/Foto:Archivo/abv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *