Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Una mujer británica compró unos huevos de pato en el supermercado par posteriormente incubarlos y verificar si de ellos salían patitos, para su sorpresa nacieron tres a los que nombró Beep, Peep y Meep.

Debido al confinamiento que se vive por el COVID-19, Charli Lello decidió incubar los huevos de pato tras ver un video que apareció en su cuenta de Facebook.

Su plan original era que su mamá y ella iba a conseguir algunos patos tras la cuarentena, sin embargo, durante su visita en el supermercado vio los huevos de pato y pensó que podrían funcionar también.

“Una parte de mí pensó que nunca funcionaría, ya que ninguno de los huevos de codorniz se desarrolló, pero después de 6 días en la incubadora revise los huevos de pato y pude ver las venas y un embrión ondulado muy pequeño. Entonces comenzó la emoción”, contó la mujer a CNN.

 

Fuente: CNN/Milenio/eap/foto: instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *