Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Una investigación realizada en la Universidad de Harvard reveló que el COVID-19 circulaba mucho antes de agosto pasado.

Estableció que China informó con base en datos duros que comenzaron a circular en el segundo semestre de 2019.

Mientras que la investigación de Harvard estableció con imágenes satelitales y consultas en internet sobre síntomas extraños que el COVID-19 pudo estar propagándose en China desde agosto de 2019.

La investigación de la Facultad de Medicina analizó 111 imágenes por satélite de los patrones de viaje de los hospitales y datos de los motores de búsqueda de internet que muestran “el aumento del tráfico hospitalario y los datos de búsqueda de síntomas en Wuhan precedieron al inicio documentado de la pandemia de SARS-CoV-2 en diciembre de 2019”.

Pese a que establece que no pudo confirmar si el aumento de volumen estaba directamente relacionado con el nuevo virus, las pruebas apoyan otros trabajos recientes que muestran que la aparición ocurrió antes de la identificación en el mercado de marisco de Huanan.

Y corrobora que el virus surgió de forma natural en el sur de China y que potencialmente ya estaba circulando en el momento del brote de Wuhan.

Fuente: Infobae/foto: archivo/doh

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *