Publicado en Destacado, NACIONAL.

La situación es tan crítica que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas cuenta apenas con 9.6 pesos por hectárea para administrar 182 ANP con una extensión total de 90 millones de hectáreas

En los últimos siete años, el presupuesto destinado al cuidado de las Áreas Naturales Protegidas (ANP) retrocedió 86 por ciento, lo que debilita la capacidad del Gobierno de México para conservar y manejar el territorio, que a su vez impacta en el desarrollo de las comunidades locales, alertaron organizaciones de la sociedad civil como Fundar, Causa Natura, Pronatura, Niparajá y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda).

La situación es tan crítica que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), que este viernes cumple 20 años de su creación, cuenta apenas con 9.6 pesos por hectárea para administrar 182 ANP con una extensión total de 90 millones de hectáreas, a pesar de que se requieren al menos 74.1 pesos para el manejo efectivo por hectárea.

Con el último recorte anunciado de 75 por ciento en sus gastos operativos, la Conanp solo contará con el 0.02 por ciento del presupuesto federal para 2020.

En el documento «Cuidar lo que importa: Presupuesto para el patrimonio natural», las agrupaciones defensoras del medio ambiente recordaron que las Áreas Naturales Protegidas brindan una gran cantidad de bienes y servicios a las comunidades, ya que los ecosistemas que resguardan son críticos en la captación de agua, la protección contra huracanes, la producción de oxígeno y alimento y son de gran valor para el turismo.

En este contexto, recordaron que un análisis de 2008 de The Nature Conservancy en México, establece que destinar recursos a las Áreas Naturales Protegidas es muy redituable, ya que se estima que, por cada peso invertido, éstas aportan 52 pesos a la economía nacional.

«Sin los recursos para una protección adecuada, las ANP enfrentan amenazas como la tala, pesca y cacería ilegales, tráfico de especies, cambio de uso de suelo, minería, crecimiento inmobiliario, turismo de alto impacto y malas prácticas en general. Reducir los recursos para las Áreas Naturales Protegidas, es reducir la preservación de nuestro patrimonio natural», advirtieron las ONG’s.

LLAMADO

 

Por su parte, el Fondo Mundial para la Naturaleza capítulo México (WWF, por sus siglas en inglés), alertó que la conservación de más de 90 millones de hectáreas terrestres, costeras y marinas donde viven 1.5 millones de mexicanos, entre ellos 36 pueblos indígenas, está en riesgo con la reducción presupuestal.

«WWF México considera que este recorte provocará la paralización de las actividades fundamentales que realiza la Conanp, incluyendo el trabajo en proyectos productivos con comunidades, la atención de incendios y la protección de sitios que proveen servicios ambientales a las grandes ciudades del país, vulnerando el hogar y sustento de miles de personas. Con ello la Conanp se verá obligada a cerrar decenas de oficinas en campo, sin posibilidad de continuar realizando acciones de apoyo a comunidades, atención a riesgos ambientales, vigilancia y monitoreo», explicó.

Ante esta situación, hizo un «respetuoso llamado» a los tomadores de decisiones para que se reconozca el rol vital que las ANP juegan en el desarrollo de México, su importancia en el cumplimiento de los acuerdos internacionales y, por ende, otorguen suficientes recursos a la Conanp, a fin de asegurar la continuidad de procesos ecológicos y evolutivos, priorizando la naturaleza y a quienes dependemos de ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *