Publicado en Destacado, Especial, NACIONAL.

Un niño de 4 años de edad murió por el ataque de un perro de raza pitbull en la agencia municipal San Luis Rey, municipio de Tehuantepec, en la región del Istmo y su dueño, fue baleado horas después sin saber si el hecho tiene alguna relación.

El menor de edad recibió mordidas en la cabeza, cuello, espalda y piernas, la noche del sábado 30 de mayo.

El niño fue rescatado con vida en un predio y trasladado a una clínica donde murió a consecuencia de las lesiones causadas por el pitbull.

Familiares del menor de edad declararon que la noche del sábado, el niño de 4 años de edad se extravió y cuando lo encontraron, apenas sobrevivió unas horas.

Después de la trágica muerte del menor, el dueño del perro identificado como Marco, fue hallado muerto en la carretera que conduce de Tehuantepec a Mixtequilla.

Marco, de 22 años, presentaba disparos y fue encontrado después de las 8 de la mañana.

Los servicios de emergencia recibieron una llamada de alerta y acudieron al lugar.

Los vecinos identificaron al individuo como el dueño del perro pitbull que un día antes había asesinado al menor de 4 años de edad.

La Fiscalía inició una investigación por este suceso y saber si tiene o no alguna vinculación en el hecho sangriento ocurrido la víspera a su muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *