Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Estados Unidos.- En la ciudad de Venice (Florida) un ciudadano llamado Crawford B. Lewis, se despertó en medio de la noche porque la aplicación del timbre de su hogar le notificó que alguien había ingresado por la puerta. Las cámaras de vigilancia detectaron lo que era un caimán gigante, el cual se había subido a un banco; informaron los medios locales.

Aparentemente, se trataba de un cuadro en la pared con la figura de una tortuga que llamó su atención. Por un momento, el réptil comenzó a perder el interés en la imagen y partió volcando una maceta de planta.

«Me alegro de no haberme levantado a las 5:30 y haber abierto la puerta», comentó Lewis.

 

Con información de RT.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *