Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

MUNDO.- El presidente de Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira, se encuentra “perfectamente tranquilo” luego de que la Audiencia Nacional de España autorizara su extradición a México, informaron fuentes cercanas, quienes indicaron que el empresario confía en la justicia española.

Ancira recibió la noticia en su domicilio, donde radica desde que obtuvo su libertad condicional, previo al pago de una fianza de un millón de euros ordenada por el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz. El empresario busca “mantener un perfil bajo” por lo que no dará declaraciones, así como tampoco las dio en marzo tras su juicio en la Audiencia Nacional.

Su defensa también se negó a hablar con los medios, aunque fuentes de la misma señalaron a MILENIO que tienen “mucha fe jurídica” en el recurso de súplica que interpondrán para tratar que el empresario permanezca en territorio español. Para ello, la Sala de lo Penal del organismo judicial, junto con el gobierno de España, decidirán si es extraditado o no.

La situación de Ancira seguirá igual hasta que se decida sobre el recurso de súplica, por lo que permanecerá en su domicilio como ha hecho desde el pago de la fianza millonaria. Será dentro de dos o tres meses cuando se confirme la extradición de Alonso Ancira, una vez que la Sala de lo Penal haya analizado el recurso de súplica.

En caso de que se confirme, el Gobierno de España deberá dar el visto bueno y si accede, la entrega del empresario a México sería inmediata. Ancira fue detenido en mayo del 2019 en el aeropuerto de Palma de Mallorca (Islas Baleares), donde permaneció algunas semanas; pero tras el pago de la fianza fue puesto en libertad.

El empresario acerero es acusado de los delitos de corrupción y lavado de dinero por el caso de la presunta venta fraudulenta de la planta Agro Nitrogenados a Pemex. Ahora se encuentra sujeto a medidas cautelares, como comparecer en el juzgado cada dos días, entregar su pasaporte y no poder salir de España.

En entrevista para Grupo Fórmula, Francisco Orduña, vocero de AHMSA, estimó que presentar las apelaciones a las dos instancias que restan de revisar la sentencia de extradición, podría tomar «prácticamente un año más por lo menos».

«El juez no entró al tema realmente, dio por sentada la existencia de un delito que es infantil cómo está estructurado. Lo podrían acusar de adivino porque dos años antes sabía que Emilio Lozoya iba a ser director general de Pemex, eso es lo que dice inicialmente», dijo. Coincidió en que Alonso Ancira tomó la noticia «muy tranquilo» y está trabajando con los abogados en la presentación de la apelación.

Con información de Milenio / Foto: Cuartoscuro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *