Publicado en Destacado, NACIONAL.

Agentes federales denunciaron la operación de una organización delictiva de origen rumano en Quintana Roo, dedicada a la clonación de tarjetas de crédito a nivel mundial, que presuntamente goza de la protección de la Fiscalía Anticorrupción de la Fiscalía General de la República (FGR), tras descubrir un presunto conflicto de interés de Camilo Constantino Rivera, jefe de Unidad en la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción.

Una publicación del diario Reforma afirma que de acuerdo con denuncias presentadas días atrás ante el Órgano Interno de Control de la FGR y la Secretaría de la Función Pública, un hermano del funcionario de la FGR, Jesús Constantino Rivera, es escolta y abogado del grupo de Florian Tudor, identificado como el líder de la banda rumana que estafa a turistas mediante una red de cajeros «Intacash».

Refieren que los investigadores federales alertaron que mientras el caso de la red de clonadores se encuentra congelado, la Fiscalía Anticorrupción aceleró las diligencias contra los agentes que indagan a los rumanos por supuestos abusos de autoridad, amenazas o cateos ilegales.

Lo anterior, pese a que Florian Tudor y sus socios, Adrián Nicolae Cosmin y Chakib Naif Al Boustany, son investigados por el FBI por fraudes cometidos en Estados Unidos y varios países de Europa.

 

Fuente y foto: Reforma/doh

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *