Publicado en Destacado, NACIONAL.

Líderes del sector privado coincidieron que ante los tiempos difíciles que se viven en el país por la pandemia de COVID-19, los empresarios no deben verse como un enemigo del gobierno y tiene que prevalecer la unidad para sacar adelante la economía nacional y así evitar un mayor deterioro en los próximos meses.

Lo anterior lo expuso el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes Díaz, durante la videoconferencia “Cuarto Informe Semanal COVID-Industrial”, que se realizó el 7 mayo.

Sostuvo que no se busca algún enfrentamiento con las autoridades, y que lo único que se solicita es que la industria se tomada en cuenta, de manera que ésta pueda trabajar y así generar empleos.

Por su parte, Paúl Ricard, presidente de la Comisión de Comercio Interior de Concamin, mencionó en su intervención que el sector está confundido con el discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando insiste en que no habrá rescates para potentados, y si hay quiebre de una empresa, pues que sea el empresario el que asuma la responsabilidad.

También reveló que debido a las medidas de confinamiento y el paro de actividades “no esenciales” que siguen en mayo, al menos seis de cada 10 empresas han visto un deterioro en sus ventas por arriba del 51 por ciento, mientras que cinco de cada 10 empresas ya redujo su personal, y el 58 por ciento reporta disminución en trámites de cobranza.

El vicepresidente de la Concamin, Alejandro Mondragón, sentenció que sin crecimiento económico se podría quebrar el tejido social del país.

“No perdamos de vista que el 95% de las empresas son pequeñas y medianas entonces el decir: que quiebren, que los grandes. Yo creo que volvamos y pongamos el foco al crecimiento económico a través de la inversión”, apuntó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *