Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El exceso de grasa alrededor de la cintura puede incrementar el riesgo de un segundo ataque cardíaco en sobrevivientes de esta enfermedad, según un estudio publicado en la revista European Journal of Preventive Cardiology.

Estudios previos han demostrado que la obesidad abdominal es un factor de riesgo importante para tener un ataque cardiaco, pero hasta ahora se desconocía la asociación entre el exceso de grasa y el riesgo de eventos cardíacos recurrentes.

“En nuestro estudio, los pacientes con niveles crecientes de obesidad abdominal tenían un riesgo elevado de eventos cardíacos recurrentes, a pesar de estar en terapias que reducen los factores de riesgo tradicionales”, dijo la responsable del estudio, Hanieh Mohammadi, del Instituto Karolinska, en Suecia.

En el presente estudio se siguió a más de 22 mil personas después de un primer ataque cardíaco y, se investigó la relación entre la obesidad abdominal y el riesgo de eventos recurrentes de enfermedad cardiovascular.

Además, se realizó un seguimiento de 3.8 años de los participantes. La mayoría de ellos tenían obesidad abdominal, es decir, una circunferencia de la cintura de 94 centímetros o más para los hombres y 80 centímetros o más para las mujeres.

Gracias a ello, se descubrió que el aumento de la grasa abdominal se asociaba con ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares de manera independiente a factores como diabetes, hipertensión, presión arterial y tratamientos de prevención secundaria.

“La razón por la cual la obesidad abdominal es muy común en pacientes con un primer ataque cardíaco es que está estrechamente relacionada con afecciones que aceleran la obstrucción de las arterias a través de la aterosclerosis, como niveles altos de azúcar en sangre y resistencia a la insulina», finalizó en un comunicado.

 

Fuente: Notimex/Foto: Archivo/atf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *