Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Intensas lluvias acompañadas de tormentas eléctricas se precipitan hoy en las regiones australianas que han sufrido graves incendios forestales, que han dejado un saldo de 28 personas fallecidas, ahora la naturaleza podría ayudar a extinguirlos o generar severas inundaciones durante el próximo fin de semana.

“El alivio está aquí para varios bomberos que trabajan en Nueva Gales del Sur (una de las más afectadas). Aunque esta lluvia no extinguirá todos los incendios, sin duda contribuirá en gran medida a la contención”, publicó en redes sociales el Servicio de Incendios Rurales de Australia del estado ubicado al sureste del país.

El mes pasado fue uno de los más secos en la historia de Australia, donde se registraron tan solo 7.8 milímetros de lluvia en Nueva Gales del Sur, informó el diario 9 News Australia.

Las lluvias comenzaron la víspera y se espera continúen durante todo el fin de semana, sin embargo, ya ha provocado cortes de energía en más de nueve mil hogares al norte de Sídney.

Ahora se tiene un riesgo latente de que los árboles afectados por el fuego se derrumben e incluso existe la amenaza una posible supercélula, inmensa tormenta en rotación, afirmó el meteorólogo Tom Saunders, en declaraciones al canal Sky News.

«Para el (próximo) lunes, un sistema de corte de baja presión traerá fuertes lluvias generalizadas y podríamos ver un clima severo generalizado con ráfagas de viento dañinas, más inundaciones repentinas e incluso podríamos ver tormentas de supercélulas», dijo Saunders.

Las precipitaciones también afectarán a las ciudades norteñas de Brisbane, Townsville y Cairns.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *