Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un hombre de Texas enfrenta cargos de asesinato capital por haber metido en una mochila a la hija de su pareja sentimental para luego dejarla abandonada en la cajuela de un vehículo. Según las autoridades, la bebé de 10 meses permaneció en la cajuela cinco horas.

Trevor Marquis Rowe de Lubbock, Texas fue arrestado el martes por la noche por la muerte de Marion Jester-Montoya. El sospechoso fue encarcelado en la Cárcel del Condado Lubbock donde se le entabló una fianza de dos millones de dólares.

Documentos de la corte indican que el sospechoso llamó el martes al 911 a eso de las 5 p.m. para reportar que un infante no estaba respirando y que había parado su vehículo para tratar de resucitar a la niña.

La bebé fue trasladada a un hospital donde fue declarada muerta.

El reporte policial informa que Rowe metió a la niña en una mochila y la colocó en el lado pasajero del vehículo mientras que estuvo en su trabajo. El sospechoso regresó a revisar a la bebé, la niña se había salido de la mochila y Rowe la volvió a meter antes de regresar a trabajar.

Según investigadores, Rowe volvió a revisar a la niña durante su hora de almuerzo y encontró a la niña llorando y procedió a meterla en la cajuela. Cuando el sospechoso salió del trabajo la niña ya no estaba respirando.

Con información de sin embargo: periodismo digital con rigor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *