Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) del Reino Unido, inició una investigación para determinar la relación entre un medicamento para el acné “Roaccutane” y el suicidio, ya que este medicamento se ha visto involucrado en 10 casos de suicidio este año.

El medicamento Roaccutane es compuesto por isotretinoína, el cual se utiliza para tratar el acné severo que no responde a otros medicamentos, ya que este es un retinoide sintético oral con resultados satisfactorios desde los años 80.

Sin embargo, se ha relacionado el Roaccutane con la aparición de depresión e ideas suicidas, por lo que distintos consejos reguladores de medicamentos en el mundo han optado por advertir el posible riesgo de trastorno psiquiátrico que puede producir.

El acné es una enfermedad cutánea que afecta seriamente la apariencia de la piel, mayormente en adolescentes, una edad particularmente sensible desde el punto de vista emocional y psicológico, ya que dicho padecimiento en la piel es relacionada con la depresión.

Un estudio del Instituto del Seguro Social (IMSS) y la Universidad Veracruzana, han encontrado que la administración de retinoides tiene un efecto directo en el cerebro, pues estos, “se unen a sus receptores específicos en el cerebro y ejercen sus efectos sobre la trascripción genética neuronal. Dichos receptores retinoides se concentran en áreas propias del sistema límbico a las cuales tradicionalmente se ha relacionado con los trastornos depresivos”, informaron.

Pese a que no existen investigaciones concluyentes sobre la relación en el uso de isotretinoína con las ideas suicidad, la administración de este tipo de medicamentos en pacientes con acné debe hacerse con el monitoreo correspondiente.

 

Fuente: El Universal/ Foto: Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *