Publicado en Destacado, NACIONAL.

De acuerdo con el último censo realizado por la Academia Mexicana de las Ciencias aproximadamente en el país podrían existir mil 200 neurólogos, por lo que, si se hace una comparación con la población mexicana, hay un neurólogo por cada 100 mil habitantes, señaló el doctor Javier Báez-Villaseñor.

En entrevista con Notimex, el director médico asociado de virología en MSD México, explicó que, si bien las cifras son sólo un aproximado, es notoria la precariedad de los neurólogos registrados en el país, de los cuales hay que tomar en cuenta que algunos ya no ejercen.

Aunado a la falta de especialistas en neurología en el país, recientemente se ha desarrollado un fenómeno llamado neurofobia, el cual, explicó, aqueja tanto a los estudiantes de medicina como a los médicos generales o de otras especialidades.

Debido a la dificultad que rodea a la neurociencia detalló, algunos estudiantes y profesionales de la salud han desarrollado un fenómeno que se conoce como la neurofobia, traducida como el miedo o temor a la complejidad del sistema nervioso.

En el marco del Día Mundial del Neurólogo, festejado el 29 de noviembre, Báez-Villaseñor refirió que la neurología es una subespecialidad de la medicina interna que estudia todos los trastornos del sistema nervioso, tanto el central como el periférico, es decir, desde la anatomía, hasta las enfermedades que aquejan el cerebro, la médula y los nervios.

“En los últimos años (la neurofobia) se ha evidenciado más, pues (los doctores de primer contacto) tienen muchas complicaciones en determinar cuándo sí o no se trata de un problema neurológico, incluso en enfermedades de mucha prevalencia”, apuntó.

Tal es el caso de la esclerosis múltiple, enfermedad que tiene mayores dificultades para ser detectada llamada por eso “la gran simuladora”, ya que puede tener diferentes síntomas que muchas veces no son detectados por los doctores de primer contacto y retrasa su diagnóstico oportuno.

Por ejemplo, (una paciente con esclerosis múltiple) puede tener hormigueo, debilidad en una pierna o dificultades para ver, entonces, lo primero que uno pensaría en general es que es un problema del oftalmólogo o del ortopedista, explicó.

Fuente: Notimex/foto: archivo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *