Publicado en Destacado, NACIONAL.

La maestra Christian Erian Guerrero Mendoza, de 32 años, cargó al pequeño José Guadalupe para que también fuera parte del desfile revolucionario en el municipio de Jaumave, Tamaulipas

n el municipio de Jaumave, Tamaulipas, la celebración del 109 aniversario de la Revolución Mexicana se robó todas las miradas en el estado, ya que a diferencia de otras, ésta trajo motivación, alegrías y ternura, luego de que una maestra de preescolar ayudó a bailar a un niño que padece de columna Bífida.

Christian Erian Guerrero Mendoza, de 32 años, cargó al pequeño José Guadalupe Montoya Cervantes, de 5 años, por la calle principal del municipio durante el desfile con sus demás compañeros, quienes bailaron “El Gallito” de la banda El Recodo.

José Guadalupe se movió en sincronía con su maestra. La loable acción se llevó el gusto, la motivación de los presentes y a través de las redes sociales el video se hizo viral, con hermosos comentarios y aplausos para la maestra.

La gente felicitó también al plantel por la inclusión. La escuela a la que ambos pertenecen se llama “Gabriela Mistral” y se encuentra en la cabecera municipal.

«Pensamos en niños y niñas, luego nos quedamos con la directora y nos preguntamos cómo involucraríamos a José”, explico la maestra con una carrera de cuatro años en ese jardín de niños.

«Nosotros lo que queríamos era de que el niño participara, que no se sintiera menos y también fue gracias a sus padres quienes aceptaron y nos dijeron que el movimiento le haría bien de acuerdo a la prescripción de su médico”, explicó la profesora.

Con la experiencia que vivió José, ahora la motivación es más fuerte y asegura a su maestra que quiere seguir bailando.

Eso lo ha llenado de mucha ilusión y hay que apoyarlo”, señaló la maestra.

Dentro de las pláticas recibieron la noticia de qué movimientos como el que tuvo son de mucho beneficio para su salud.

«Si sirve eso (baile) en sus terapias, lo seguiremos haciendo, si no estoy yo, pues estarán mis demás compañeras, todo es cuestión de que siga adelante”, comentó la profesora.

«Ese José nos trasmite todo, es alegre, hiperactivo, es como todos los niños. Sale al patio a correr, a jugar, todos lo incluyen y no lo ven diferente”, destacó.

Zeleide Yajaira Córdoba Venezuela, directora del plantel, aseguró que la participación fue hecha con gusto y con amor.

Destacó que la escuela es incluyente tal como viene dentro de sus programas educativos.

Aseguró que todas las maestras, incluyendo a ella, están sorprendidas ante la emotiva respuesta de toda la ciudadanía y que ello les empuja a seguir con su trabajo aplicándolo en todos sus alumnos.

 

 

Fuente: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *