Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La niña tuvo que ser intervenida de emergencia en un hospital, la cirugía duró dos horas

Reino Unido.- Una menor de edad que no paraba de brincar al lavarse los dientes cayó al suelo y se hizo un agujero en su garganta. La niña de nombre Celeste Gravenmier no hizo caso a sus padres de no saltar al lavarse los dientes.

Mitchell Gravenmier, su padre, relató que él llevó a la niña y a su otro hijo a la cama pero Celeste no paraba de bricar, él se distrajo por un segundo y voletó hacia Celeste al escuchar sus gritos agonizantes, indicó el diario Mirror.

Según relató a The Sun, Celeste brincaba de un lado al otro de la cama con su cepillo de dientes en la boca, los padres indicaron que dejaban a sus hijos lavarse los dientes en la cama para evitar que corrieran.

Cuando Celeste cayó al suelo se puso de pie y el padre sólo observó un poco de sangre, pensó que sólo se había lastimado las encías, pero al revisar el interior encontró un agujero de una pulgada en su garganta.

El padre llevó a Celeste al hospital, ahí revisaron el estado de su garganta que afortunadamente no recibió daños de consideraciones, pero tuvieron que someter a Celeste a una cirugía de emergencia para cerrar la herida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *