Publicado en Deportes, Deportes destacado, Destacado.

En reiteradas ocasiones Sebastián Jurado ha nombrado a Memo Ochoa como su mayor referente en la portería y este viernes por primera vez en la histias ambos se cruzaron en una cancha de futbol; y aunque el resultado no fue positivo para el de Veracruz, sí se llevó un grato recuerdo.

Y es que tras el pitazo final de la goleada de las Águilas al Tibu, Guillermo Ochoa se acercó con Sebastián para fundirse en un abrazo y entre risas le regaló su playera, ante la gratitud del juvenil guardameta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *