Publicado en Destacado, NACIONAL.

El Partido de la Revolución de Democrática (PRD) exigió sanciones políticas, penales y civiles para los responsables del operativo fallido del 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa, cuya mala planeación, aseguró el dirigente Ángel Ávila, “puso a los mexicanos en estado de indefensión”.

El integrante de la Dirección Nacional Extraordinaria (DNE) llamó a que se investiguen a fondo esos hechos que «pusieron en riesgo a miles de personas por la crisis que desató la delincuencia organizada para presionar al gobierno federal y liberar al presunto narcotraficante Ovidio Guzmán, hijo de ‘El Chapo’ Guzmán.

“Necesitamos que haya responsables de eso, por lo que el PRD va seguir exigiendo que el presidente (Andrés Manuel López Obrador) rectifique y se llegue hasta el fondo de los hechos», señaló.

Subrayó que los mexicanos «necesitamos saber quiénes ordenaron el operativo, cómo se planeó, cuántos elementos participaron, quién dio la instrucción de abortar la ejecución, quedan muchas preguntas al aire”.

Ávila Romero reiteró que el mandatario federal y su gabinete de seguridad deben asumir la responsabilidad de sus decisiones y cuestionó que López Obrador asegure que no estaba enterado del dispositivo a pesar de que todos los días por la mañana sesiona con el gabinete de seguridad.

Criticó la falta de estrategias y tácticas utilizadas para lograr la supuesta aprehensión de Ovidio y acusó que “fue un operativo improvisado a todas luces, sin estrategias de inteligencia ni táctica que midiera la respuesta del narco.

«Pedimos al presidente que no mienta, ya que rendirse fue el resultado de haber perdido el control de la situación y no un acto humanitario”, aseveró el dirigente perredista en un comunicado.

También dijo que el presidente de la República no cumplió su palabra de que en seis meses disminuirían los niveles de inseguridad en el país ya que, al contrario, han aumentado.

“Estamos en un país donde hay un total desgobierno, no hay estrategias de seguridad. El presidente lo único que atina a decir es que vamos bien y que somos felices cuando los secuestros, los homicidios, las agresiones, las emboscadas y las matanzas se han desbordado de manera descomunal”.

Refirió en tal sentido que “el mandatario debe dejar de ser una persona soberbia que no acepta los graves errores de su administración”.

Fuente: Notimex/foto: archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *