Publicado en Destacado, ESTATAL.

Habitantes de la congregación Santa Fe en Veracruz, llevan más de un mes sin agua potable por un supuesto adeudo que mantiene el patronato que administra el agua potable de más de 500 mil pesos a la Comisión Federal de Electricidad.

Debido a esto, los habitantes de esta zona se han visto en la necesidad de comprar tinacos, sin embargo, esto significa un gran gasto para las familias de menos recursos.

La señora María Teresa Jiménez Ramírez, quien labora como “franelera” y quien gana de 30 a 100 pesos diarios, tuvo que pagar 200 pesos por un tinaco de agua.

“El sábado pasado tuve que comprar un rotoplas de agua en 200 pesos, estaba yo llorando, le dije a mi hija no puede ser pagando renta, el agua 50 pesos mensuales está bien pero ahora comprar un rotoplas con 200 pesos de agua y aparte la luz, no es posible, todo por gente rata que se robó el dinero”, dijo.

Asegura que quienes se dedican a vender agua “están haciendo su agosto”, pues se aprovechan de la necesidad de los habitantes para cobrar desde 200 hasta 300 pesos por rellenar tinacos y abastecerlos con el vital líquido.

La situación se ha vuelto insostenible, afirma doña María Teresa, pues incluso en las escuelas de la congregación se han visto en la necesidad de suspender clases por la falta de agua en las instituciones.

En el Centro de Salud de la comunidad, se niega el acceso a los baños por la misma situación.

“Vine a pedir mi pastilla porque soy diabética, estando ahí quise ir al baño y el baño lo tienen con llave, nadie entra al baño porque no hay agua; ya no hay clases porque los niños quieren ir al baño y no hay agua”, explicó.

Piden la intervención de las autoridades municipales de Veracruz lo antes posible, pues la situación económica de las familias no les permitirá por más tiempo comprar a particulares el agua potable y no pueden continuar sin el vital líquido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *