Publicado en Destacado, NACIONAL.

El cuerpo fue encontrado en una especie de hoyo entre la maleza, calcinado con heridas de bala en la cabeza

Culiacán, Sinaloa.- Una vez más en la zona conocida como La Cohetera el día de ayer por la tarde fue encontrado el cuerpo de un joven con disparos en la cabeza y calcinado a la orilla del camino que conduce a La Casa del Lago de La Primavera.

No se logró identificar el cuerpo en el lugar, solo se comentó por parte de las autoridades que tenía tatuajes a la altura del pecho con el nombre “Arely Karina”.

De sus características físicas se dijo que era de complexión delgada, de 1.70 metros y de 25 a 30 años de edad. Vestía pantalón negro y calzaba tenis negros.

Reporte del hallazgo del joven calsinado

El descubrimiento del cuerpo fue alrededor de las 12:20 horas por personas que circulaban por la calle de terracería, quienes se percataron de un bulto negro. Les llamó la atención por la forma en que se encontraba, por lo que detuvieron la marcha de su unidad y al acercarse confirmaron que se trataba de una persona sin vida y con el cuerpo quemado.

Rápidamente hicieron el reporte al número de emergencia 911.

Policías de investigación acudieron por dicho reporte, y después de varios minutos de búsqueda lograron encontrar el cuerpo, que estaba oculto entre el monte a la orilla del camino.

Tras el hallazgo, los uniformados procedieron a acordona un amplio perímetro para resguardar toda evidencia relacionada con el crimen.

También se solicitó la presencia de elementos de la Fiscalía General del Estado e investigadores del grupo Águila, siendo ellos quienes se encargarían de las diligencias correspondientes.

Analizan el lugar de La Cohetera donde encontraron el cuerpo

Después de un determinado tiempo llegaron los investigadores, quienes después de ponerse su equipo se introdujeron a peinar la zona.

Aproximadamente a unos 10 o 15 metros del cuerpo se localizaron cuatro casquillos percutidos de AR-15, por lo que dedujeron que el cuerpo fue arrastrado hasta una zona enmontada, donde se encontraba una especie de hoyo, para arrojarlo con las manos atadas hacia atrás y bocarriba.

Después de una hora de rastreo, se solicitó que se acercara un vehículo oficial de la Semefo para levantar el cuerpo y trasladarlo al anfiteatro para practicarles las pruebas de ley correspondientes y a la espera de que acuda un familiar a identificarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *