Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un joven estudiante del tercer semestre del CCH Vallejo buscaba llevar a cabo una masacre similar a las que se han registrado en preparatorias y universidades de Estados Unidos.

Según la carpeta de investigación, el estudiante preguntó a sus amigos en Facebook quién quería que lo asesinara.

El anuncio lo hizo en la red social Facebook y, según sus palabras, buscaba asesinar a seis personas y luego quitarse él la vida con una sobredosis de drogas.

Las autoridades universitarias detectaron el mensaje, quienes solicitaron el apoyo de la Policía Cibernética, así como de Inteligencia de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, quienes de inmediato localizaron al joven de 18 años, quien planeaba realizar la masacre el próximo 20 de septiembre dentro del plantel educativo.

El estudiante ya había sumado a varias personas que lo ayudarían en su plan.

La carpeta de investigación FGAM-3/UI-2S/D/2203/09-2019 señala que luego de identificar al joven, las autoridades dialogaron con los padres y directivos del plantes, quienes dieron a conocer que Ángel «N» tenía problemas psicológicos.

Agregan que varios estudios que le practicaron en el mismo Colegio de Ciencias y Humanidades Vallejo, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), determinaron que el joven tenía ataques depresivos.

Parte del reporte que refiere El Universal, señala: “Ha presentado conductas de riesgo hacia su persona. Los padres tenían conocimiento e informaron a la Secretaría de Asuntos Estudiantiles del plantel citado que su hijo se autolesionaba e ingería bebidas alcohólicas, marihuana y LSD, por lo que se solicitó una baja temporal”.

Aunque fue dado de baja, Ángel «N» regresó a inicios de septiembre y fue entonces cuando inició la planeación de la supuesta masacre, pero fue descubierto.

“Banda, este pedo es el 20 de este mes, los que se quieran suicidar pidan información inbox”, decía el mensaje que Ángel «N» publicó en su cuenta de Facebook y una de las personas que leyó la publicación alertó a las autoridades.

Ante ello, el apoderado legal de la UNAM, Audel López Castro, se enteró que podía ser una tragedia de gran magnitud y se comunicó con el director del plantel CCH Vallejo, José Cupertino Rubio, para ubicar al posible agresor. Cuando lo identificaron, lo presentaron ante el Ministerio Público para que explicara su plan.

 

 

 

 

 

Fuente:ElUniversal/Foto:Archivo/JAC

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *