Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

Por primera vez en la pretemporada, el mundo tendrá la oportunidad de ver cómo luce Aaron Rodgers en la ofensiva de Matt LaFleur.

El head coach novato de los Packers dijo el martes que Rodgers y el resto de la ofensiva de primer equipo, y la defensiva de primer equipo, jugarían por «aproximadamente un cuarto» el jueves cuando Green Bay viajen para medirse a los Baltimore Ravens en su segundo partido de pretemporada.

«Siempre somos fluidos con eso, dependiendo en cómo va el juego y cuánto tiempo llevan», explicó LaFleur. «Pero todos deben estar preparados para jugar un cuarto, más o menos».

El jueves será el debut de pretemporada de Rodgers después de que el pasador de decimoquinto año observara la totalidad de la apertura de la temporada de exhibición frente a los Houston Texans la semana pasada desde la banca, mientras escuchaba las comunicaciones ofensivas en su diadema.

Rodgers dijo que deseaba asegurarse de mantenerse sano y jugar fútbol americano eficiente el jueves por la noche.

«Será una buena prueba para nuestra primera vez ejecutando esta ofensiva en un estadio ajeno, de visita, ante una defensiva realmente buena», señaló.

Por enésima vez, a Rodgers se le preguntó el martes sobre su relación con LaFleur. Específicamente, a Rodgers se le preguntó qué desearía que la gente supiera respecto a su relación con un su nuevo coach, quien es solamente cuatro años mayor.

«Tenemos una gran línea de comunicación», expresó. «Pero no estoy aquí deseando que la gente –‘Desearía que supieras esto’–. No me importa. Miren, no necesito salir allá ni demostrarle a nadie cuán grandioso nos llevamos Matt y yo, o verlo parado allá en el podio y que él les diga lo grandioso que ha sido. Miren, la pasamos bien, nos estamos comunicando, y la conjetura es anzuelo para clicks para sus historias en sus portales».

Rodgers dijo que el diálogo entre él y LaFleur ha sido grandioso porque Rodgers sabe quién es el jefe: LaFleur.

LaFleur dijo que el socio en el backfield de Rodgers, el corredor Aaron Jones, no jugará. Jones, quien lideró al equipo con 728 yardas terrestres la temporada pasada, participó en el periodo de primer equipo, 11 contra 11, el martes, luego de perderse seis entrenamientos y la apertura de pretemporada gracias a un problema en el tendón de la corva.

«Ni siquiera lo llamaría lesión; simplemente, había rigidez», ofreció Jones.

La defensiva estará sin el linebacker externo Oren Burks de manera indefinida. Burks dijo que inicialmente pensó que necesitaría cirugía para reparar un músculo pectoral que se lastimó la semana pasada contra los Texans, lo que acabaría con su campaña. Burks dijo que un especialista determinó que sanaría por cuenta propia.

«Realmente espero que lo de Oren sea de corto plazo, y lo tengamos de vuelta antes», dijo el gerente general de los Packers, Brian Gutekunst. «Ahora, simplemente esperamos sobrevivir al siguiente partido, ver en dónde nos encontramos y ver en dónde se encuentra oren».

Burks dijo que está día a día, y no existe fecha para su regreso.

 

Ap/Foto tomada de @packers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *