Publicado en Destacado, NACIONAL.

Paco, un niño de diez años de edad, quiere ser arquitecto, trabaja como ayudante de albañil en Comitán, Chiapas; cubre 12 horas de jornal, cursa el quinto grado de primaria y tiene 9.7 de promedio.

Francisco Humberto Ventura Velázquez es un estudiante sobresaliente y asegura no ser víctima de explotación infantil, al manifestar que él mismo pidió a su padre poder trabajar durante las vacaciones para ayudarlo con los gastos de la casa.

Considera que los estudios son primero y sueña con ser arquitecto para planear grandes construcciones o titularse como abogado en derecho, a fin de poder ayudar a su familia a tener un mejor futuro.

Trabaja desde las 8:00 horas y concluye su jornal aproximadamente a las 20:00 horas, su caso se hizo viral y la Universidad del Sureste determinó brindarle un apoyo para la compra de sus útiles escolares.

 

 

 

 

Fuente y foto: Excélsior/doh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *