Publicado en Destacado, ESTATAL.

La joven  fue hallada sin vida ayer en el fondo de un barranco, su pareja se encuentra detenida mientras se realiza la investigación

San Ignacio.- El día lunes, familiares y amigos reportaron la desaparición de la joven Kenia Yanizet, por medio de redes sociales. Al no tener noticias de ella desde un día antes, la madre de Kenia se comunicó con el esposo de la joven, de 23 años de edad, quien le dijo desconocer su paradero y que supuestamente se había bajado en el camino cuando se dirigían a la comunidad de Tayoltita, Durango, donde residían desde hace algún tiempo, pues este labora en la mina.

Hallazgo

No pasó mucho tiempo para que la foto de Kenia comenzara a compartirse, ante la incredulidad de quienes la conocían, pero ya por la noche el cuerpo sin vida de la joven fue localizado en el fondo de un barranco de dicho camino en donde había desaparecido, noticia que fue recibida con tristeza, pues todos tenían la esperanza de que apareciera con vida.

Ella era una joven humilde, originaria de la comunidad de El Lodazal, en San Ignacio. Su madre, una mujer trabajadora que se gana el sustento con la venta de hortalizas, se encuentra destrozada, pues dejó en la orfandad a dos niños de 7 y 2 años.

Consternación

Los pobladores la recuerdan como una joven trabajadora, que siendo pequeña ayudaba a su mamá en la venta ambulante, pero al casarse decidió irse a vivir a Tayoltita, en donde encontró la muerte.

Quienes la conocieron se encuentran consternados, incluso hay quien asegura que sufría violencia intrafamiliar, pero que nunca escuchó los consejos que le daban. Hoy, quien fuera su pareja, se encuentra detenido para ser investigado. Su humilde hogar fue preparado para recibir su cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *