Publicado en Destacado, NACIONAL.

Una bebé de 5 meses de edad fue asfixiada con una almohada por su madre, quien este jueves fue sentenciada a 35 años de prisión por el crimen cometido el 4 de agosto en Nogales, Sonora.

Durante el interrogatorio por la muerte de su hija, Xitlali Esmeralda “N.”, de 20 años, dijo que salió a trabajar a las 5:30 horas dejando a su hija al cuidado de una mujer y que al regresar, alrededor de las 13:00 horas, encontró a la bebé sola e inmóvil sobre un colchón.

Ante los Agentes Ministeriales de Investigación Criminal, la mujer aseguró que Xiomara Yatsel tenía la piel morada y no respiraba, por lo que empezó a darle reanimación cardiopulmonar, pero no reaccionó y pidió auxilio a las autoridades.

Sin embargo, la mujer cayó en contradicciones: dijo también que la niña estaba deshidratada y tenía otros problemas.

Finalmente, ante la evidencia científica que indicaba asfixia por sofocación, reconoció que fue ella quien cometió el delito desesperada ante el llanto de la bebé.

La mujer fue detenida ayer en la colonia Lomas de Nogales y se le dictó prisión por 35 años por el homicidio de su hija.

En tanto, la fiscal del Estado, Claudia Indira Contreras Córdova, declaró que “la baja tolerancia ante la frustración y el pobre control de los impulsos puede llevar a las personas a cometer delitos de esta magnitud con pérdidas tan lamentables e irreparables como el caso de Xiomara Yatsel y la pérdida de la libertad de la madre”.

 

Fuente: Milenio/Foto: Twitter/atf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *