Publicado en Destacado, ESTATAL, REGIÓN SUR.

Los operativos de noche y de día se mantendrán de forma permanente, para evitar infractores de la ley cometiendo desmanes, advirtió el jefe de la Policía Estatal.

El Delegado de Seguridad Pública del Estado, Andrés Humberto Segura Barradas, advirtió que tomar en la vía pública es un acto prohibido, por lo que las instrucciones que tienen los elementos a su cargo es que retiren a toda persona a pie o en vehículo que esté ingiriendo bebidas embriagantes en la calle y si se oponen, serán puestos bajo arresto.

Indicó que con esto lo que busca es prevenir accidentes lamentables como el que ocurrió recientemente en el Libramiento de Pemex, donde un sujeto en estado etílico volcó su vehículo y una niña de ocho años perdió la vida.

“Prefiero que se enojen, o que se quejen públicamente si así lo quieren argumentando cualquier cosa, pero no permitiré que anden tomando en vía pública, mucho menos si manejan, porque después termina en tragedia; si tres, cuatro, cinco o seis veces los sorprendo cometiendo la misma falta, esas mismas veces los meto para adentro”, sentenció.

Apenas la madrugada de este martes fueron detenidos seis empleados ebrios de una conocida tienda por alterar el orden público y faltarles el respeto a los policías estatales, en hechos ocurridos sobre el bulevar Antonio M. Quirasco en la colonia J. Mario Rosado.

De acuerdo con la información recabada por este medio informativo, dos patrullas circulaban con dirección a la salida de la ciudad, cuando al pasar frente a la terminal del Sur, les gritaron palabras obscenas a los uniformados, por lo que luego de un recorrido, varios minutos después retornaron los policías a ese lugar para pedirles que dejaran de ingerir alcohol en las vías públicas, pues no estaban exactamente dentro de una propiedad.

No obstante, se mostraron agresivos y uno de los infractores se lanzó contra un policía, por lo que tuvieron que ser sometidos todos y trasladados a los separos preventivos.

Por la mañana, uno de los detenidos tras pagar su multa, se quejó de supuesto abuso de autoridad, argumentando que no había hecho nada para su encarcelamiento.

Sin embargo, la Policía Estatal informó lo ocurrido y las causas por las que se les puso bajo arresto.

El delegado de Seguridad Pública, señaló que nadie va a estar tranquilo después de ser detenido y siempre va a dar argumentos a su favor, pero jamás dirá lo que motivó su arresto ni hablará de su comportamiento bajo los influjos del alcohol.

En ese sentido, advirtió que cuantas veces encuentre gente alterando el orden en estado de  ebriedad en la vía pública, procederá al arresto, ya que más vale prevenir que lamentar.​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *