Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Los reos, cinco de ellos parejas, fueron condenados a entre ocho y 33 azotes, que recibieron públicamente frente a una mezquita en Banda Aceh

Once indonesios fueron castigados hoy con golpes de una vara de madera en la espalda por mantener relaciones sin estar casados, uno de ellos con una menor de edad, en la provincia de Aceh, la única en Indonesia en la que está vigente la ley «sharía» o islámica.

Los reos, cinco de ellos parejas, fueron condenados a entre ocho y 33 azotes, que recibieron públicamente, ante decenas de personas congregadas frente a una mezquita de la capital provincial Banda Aceh, en el noroeste de la isla de Sumatra, según presenció un fotógrafo de Epa/Efe.

Las parejas cometieron delitos relacionados con mantener relaciones íntimas sin ser familia ni estar casados, mientras que otro hombre fue condenado a 33 golpes por el mismo delito con una menor, mientras los asistentes grababan la escena con sus teléfonos.

Todos los condenados eran musulmanes excepto un hombre que profesaba la religión budista, lo que no le exime de tener que cumplir con la «sharía», cuya última revisión fue aprobada en 2014.

En miércoles, tres personas recibieron el castigo físico en un estadio de la ciudad de Lhokseumawe, a unos 275 kilómetros al sur de Banda Aceh, entre ellos una pareja que fue descubierta manteniendo relaciones sexuales antes del matrimonio y un hombre de 19 años que mantuvo relaciones con una menor.

La ley islámica en Aceh castiga delitos como las apuestas, la ingesta y el comercio de bebidas alcohólicas o la sodomía con un máximo de 200 azotes con una vara de ratán, especie de palmera trepadora similar al mimbre.

La «sharía» entró en vigor en Aceh a principios del año 2000 como una concesión del Gobierno central para que la provincia renunciase a sus aspiraciones independentistas y avanzara en el proceso de paz con el grupo armado separatista Movimiento para la Liberación de Aceh (GAM).

Indonesia es el país con la mayor población musulmana del mundo, con el 88 por ciento de sus más de 260 millones de habitantes, que en su mayoría practican una forma moderada del islam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *