Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, NACIONAL.

MÉXICO.- El cannabis se utiliza como medicina alternativa para enfermedades crónico degenerativas como artritis, Parkinson, esclerosis múltiple, epilepsia, Alzheimer, pero también contra el VIH, cáncer, inclusive el autismo.

 

Rubén Pagaza, especialista en estudios del canabbis medicinal, dijo: “Básicamente actúan a nivel de los procesos inflamatorios lo que producen estos componentes del canabbis es desinflamar y quitar la oxidación de nuestro organismo, básicamente lo que hace que las enfermedades sean más crónicas. La cronicidad no la vamos a quitar lo que vamos a quitar son los síntomas entonces los síntomas es dolor, inflamación que es básicamente lo que mina al paciente este dolor crónico esta inflamación crónica”.

Entre los componentes químicos del canabbis se encuentran el CBD y el THC. El canabidiol o CBD ayuda a reducir el dolor y la ansiedad, es anticombulsivo y no genera dependencia.

El THC es el responsable de los efectos psicoactivos y puede aliviar los efectos secundarios de la quimioterapia o provocar apetito en pacientes con VIH.

En México, tanto el cultivo como la comercialización de la marihuana están prohibidos desde 1926, sin embargo, en 2018 iniciaron las discusiones entornó a la regulación del consumo para fines medicinales y recreativos, sin embargo, actualmente cada persona tiene que presentar un amparo para poder cultivar o importar semillas.

Existen diferentes asaciones civiles que se dedican a impartir talleres de capacitación en terapias con cannabis medicinal.

A los pacientes les explican cómo realizar los cultivos, así como evitar que tenga contaminantes y extraer el aceite de la planta para reducir posibles riesgos a la salud por falta de un manejo adecuado.

En entrevista con Paola Rojas, el director de la Fundación «Ananda» y del Club Cannábico Xochipilli, Jasiel Guerra, habló sobre lo que ocurre en México en contraste con otros países donde se recaudan grandes cantidades a partir de la regulación de la marihuana, así como las investigaciones sobre su uso médico.

«Ha existido tres situaciones interesantes a lo largo de estos de estos últimos tres, cuatro años. El primero es la reforma de junio de 2017 del Poder Legislativo por el cual modifican la Ley General de Salud y modifican el Código Penal Federal por el cual ya permiten importar, exportar y comercializar productos con hasta 1% del THC, sin embargo también ellos en ese decreto se ordena hacer un reglamento por parte de la Secretaría de Salud, les dan 180 días, pero no sucedió, no pasó».

Indicó que la segunda situación importante fue la «jurisprudencia que emite la SCJN hace poco, donde cualquier juez federal ya tendrá que otorgarle un amparo a cualquier persona que le sea negado por parte de la Cofepris su solicitud para cultivar, transportar y así. La gente que no puede importar un medicamento por el costo, pues la solución que tienen es cultivarse su propia planta y elaborarse su propio aceite».

Por último, indicó que existe la propuesta de ley de la exministra Olga Sánchez Cordero.

«Contempla clubes sociales de cannabis, contempla dispensarios, contempla autocultivo. Aunque tiene algunos detalles que deben ser discutidos y se debe escuchar a la sociedad civil, es una propuesta de ley muy completa. Es más integral».

Indicó que hoy en día, México ya no está en tiempos de debatir ni discutir, sino «en época de discutir cómo lo vamos a hacer y de escuchar a la sociedad civil cómo lo hace».

En términos médicos, destacó los beneficios de la marihuana en pacientes.

«Retomamos muchos estudios de diversas universidades importantes de todo el mundo. Tenemos asesoría por parte de especialistas en República Checa y en Europa que retomamos esta experiencia, traducimos todos estos estudios, los subimos a las redes y empezamos a hacer nuestros seguimientos con nuestros doctores para mejorar la calidad de vida de diversos pacientes que acuden a Fundación ‘Ananda’».

Agregó que hay muchos testimonios de gente que ha mejorado su calidad de vida tras el uso de medicamentos que derivan de cannabis.

«Acérquense a Fundación ‘Ananda’; somos una asociación civil de vinculación entre médicos y pacientes, usuarios de cannabis, para mejorar su calidad de vida y atender sus padecimientos».

 

Con información de Noticieros Televisa 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *