Publicado en Destacado, NACIONAL.

Desde la localidad de Cerrito, en San Luis Potosí, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que le da gozo que haya  críticas y cuestionamientos a su gobierno.

«No tenemos que pensar de la misma manera, sería aburridísimo. Por eso, hasta me da gozo que haya crítica, cuestionamiento, que haya polémica, eso es importantísimo».

Apuntó que en las dictaduras está prohibido hablar, no en una democracia.

«Es engarrótese ahí, se protesta con dientes apretados», dijo.

El tabasqueño comentó que “en democracia es crítica, diversidad”.

Ante los asistentes, el mandatario refirió la “rebelión” de policías federales.

«Hemos enfrentado últimanente una rebelión de la Policía Federal, como no tienen razón porque no se despide a nadie, fue un asunto político, pensaron que podían afectarnos, no duró nada, tomaron carreteras y la misma gente que pasaba en los carros decín dejen de», comentó López Obrador.

En su intervención, el titular del Ejecutivo aseguró que el problema de la corrupción está arriba.

«La corrupción no se da de abajo hacia arriba, como querían hacernos creer, de que la corrupción tenía que ver con todo el pueblo, llegaron a decir que la corrupción era parte de la cultura de México».

“Nada de que son solamente los servidores públicos los corruptos. No hay un negocio lucrativo que se haga sin el conocimiento o autorización del Presidente», añadió.

Presumió que se redujo el 95 por ciento el robo de pipas con combustible.

También acusó que “los de arriba” no pagaban impuestos, se les condonaban.

«Imagínense una empresa, un banco, de los más famosos, no pagaban porque se firmaban condonaciones. Se acabó con eso, ya no se condonan impuestos a los llamados grandes contribuyentes», dijo.

 

Fuente:Reforma/Foto:Notimex/JAC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *