Publicado en ACAYUCAN, Destacado, ESTATAL, NACIONAL, REGIÓN SUR.

Luis dejó su natal Cuba para cumplir el sueño americano y encontrarse con su pareja, pero los acuerdos migratorios de AMLO con E.U. han obstaculizado su camino

Acayucan, Ver.- Luis salió de Cuba hace mes y medio con rumbo a Estados Unidos. Abandonó sus estudios en la Universidad de La Habana y su sueño americano era alcanzar a su pareja, encontrar un trabajo y casarse tras dos años de relación a distancia.

Pagó cerca de 9 mil dólares (poco más de 170 mil pesos mexicanos) para comenzar su travesía, volando de su país de origen hacia Nicaragua, en donde fácilmente cruzó de forma ilegal las fronteras de Honduras y Guatemala. Una vez en el sur de México el plan era seguir por carretera hacia la frontera norte.

Sin embargo las redes de corrupción que permitían el tráfico de indocumentados en México se vieron afectadas con el acuerdo migratorio de la administración de Andrés Manuel López Obrador y Estados Unidos logrado el pasado 7 de julio.

Los operativos y aseguramientos se endurecieron y Luis fue detenido hace mes y medio, siendo trasladado a la estación migratoria de Acayucan, en donde ha vivido un infierno por las pésimas condiciones de hacinamiento y por el dinero que ha tenido que seguir pagando en su intento por salir de ahí y avanzar hacia Estados Unidos.

Ha tenido que pedir la ayuda de su familia e incluso de su pareja para pagar los abogados que le prometen regularizar su situación migratoria y conseguir asilo, algo que parece imposible con cada día que pasa recluido.

En total ha pagado unos 10 mil dólares (casi 200 mil pesos) desde que salió de Cuba y ahora corre el riesgo de ser deportado porque el gobierno mexicano está retardando los trámites con el objetivo de que él, al igual que miles de migrantes, desista de su lucha por migrar u opte por regresar voluntariamente a su país de origen.

Claman por Luis desde EU

En entrevista desde Estados Unidos, su pareja clama a las autoridades mexicanas por una oportunidad para Luis y los cientos de cubanos que se encuentran retenidos en la estación migratoria de Acayucan.

A la fecha el cubano se encuentra enfermo con diarrea y catarro debido a que este centro se convirtió en un foco de infección con baños llenos de heces fecales y las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) condicionándoles el agua y obligándolo a él y a otros indocumentados a dormir en el suelo.

 

 

Fuente: LA SILLA ROTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *